lunes, 21 de junio de 2010

El Líbano autoriza la salida de una nueva flotilla hacia Gaza

  • Aumentan las evidencias sobre la confabulación para destruir Israel


El ministro de Transporte libanés confirmó que permitirá, a los organizadores de una nueva flotilla, navegar desde la ciudad portuaria norteña de Trípoli a Chipre antes de dirigirse a la Franja de Gaza. El objetivo de esta ruta de viaje para los buques es el de no violar la Resolución 1701.

El ministro del Líbano agregó que los buques se someterán a una revisión técnica y de su contenido antes de partir hacia Gaza. Sin embargo, en una carta transmitida al Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, la Embajador a de Israel ante la ONU, Gabriela Shalev, dijo que la "provocación" de enviar nuevas flotillas podría afectar a la seguridad en toda la región.

Fuentes diplomáticas de la ONU dijeron, en el fin de semana, que la sede de la Fuerza Previsional de las Naciones Unidas en el Líbano (FPNUL) en Nueva York advirtieron que las fuerzas navales no permitirían, bajo ninguna circunstancia, la violación de la Resolución 1701.

El viernes pasado, Israel advirtió a la ONU sobre la situación de seguridad en Medio Oriente. También los delegados israelíes explicaron cómo podría empeorar, la situación actual, con los incidentes de la flotilla de planificación del Líbano.

Actualmente, por parte del Líbano, anunciaron que dos barcos navegarán desde el Líbano a Gaza. Las autoridades libanesas aseguraron que la flotilla llevará a 25 activistas europeos, entre ellos miembros del parlamento, y unos 50 periodistas.

Los cargamentos llevarán, supuestamente, medicamentos quimioterapéuticos para las mujeres y los niños . Aún no está claro cuándo zarparán los buques ni cuando se hará la revisión de los mismos.

La Resolución 1701 de las Naciones Unidas, fue prevista en el 2006 para terminar con la Segunda Guerra del Líbano. El gabinete libanés, que incluye dos miembros de Hezbollah, aprobó la resolución unánimemente el 12 de agosto de 2006. En el mismo día, el líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah, dijo que su milicia cumpliría con la demanda para un alto de fuego.
También dijo que cuando acabara la ofensa israelí, Hezbollah acabaría con los ataques contra Israel. El 13 de agosto, el gabinete israelí votó 24-0 en favor de la resolución, con una abstención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario