sábado, 31 de julio de 2010

Aviones israelíes matan a dirigente de Hamas. El grupo terrorista amenaza con vengarse.


  • El antisemismo crece preparando el ambiente para la venida de Cristo


El mando militar israelí dijo que los ataques fueron en represalia por el potente cohete disparado la víspera desde Gaza contra la ciudad costera de Ashkelon, que dejó algunos heridos pero ninguna víctima fatal.

Los dirigentes de Hamas dijeron que el muerto era Issa Batran, de 42 años, un especialista en la fabricación de cohetes.

Batran sobrevivió a varios atentados de Israel, aunque su esposa y cinco de sus hijos murieron durante las tres semanas de la campaña expedicionaria realizada por el estado judío en la Franja de Gaza que concluyó en enero del 2009.

El sábado, unos 3.000 miembros de Hamas dispararon sus armas automáticas en el funeral de Batran y agitaron la bandera verde del grupo y la palestina. Batran fue enterrado junto a su esposa e hijos.

El ataque nocturno tuvo lugar tras semanas de relativa calma y causó temores de nuevos episodios de violencia.

Un vocero de Hamas prometió que el grupo vengará la muerte de Batran.

"Hamas no permanecerá impasible ante la sangre de los mártires", dijo Hamad al-Rakab.

Hamas dijo que 8 de sus partidarios y tres civiles resultaron heridos en el ataque, que entre otros objetivos alcanzó un túnel bajo la frontera con Egipto utilizado para el contrabando de armas, según el alto mando israelí.

Más de 400 cohetes y proyectiles de mortero han sido disparados desde la Franja de Gaza desde la última ofensiva israelí hace 19 meses, según el alto mando.

Aunque la mayoría son artefactos rudimentarios de fabricación casera y corto alcance, el que cayó el viernes en Ashkelon fue del tipo Grad, de manufactura militar, con un alcance y potencia explosiva mucho mayores.

Ningún grupo se atribuyó la responsabilidad por el ataque a Ashkelon, una ciudad de 120.000 habitantes situada a 18 kilómetros (11 millas) al norte de Gaza y a corta distancia de la mayor ciudad israelí, Tel Aviv.

No hay comentarios:

Publicar un comentario