miércoles, 28 de julio de 2010

Moratinos pide en Israel el inicio "urgente" de conversaciones directas

  • La presión internacional busca establecer a la brevedad un engañoso pacto de "Paz y Seguridad"
  • El Pacto de "Paz y Seguridad" será firmado poco antes o poco despues del Rapto de la Iglesia de Cristo

"Espero que tarde o temprano llegue el momento en que las partes hablen directamente en la búsqueda de la paz", manifestó en una rueda de prensa conjunta con su homólogo israelí, Avigdor Lieberman, tras mantener un desayuno de trabajo en un hotel de Jerusalén.

El jefe de la diplomacia española, que ayer se entrevistó en Jordania con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, señaló hoy que "parece que está acercándose" el momento de las negociaciones directas, aunque no dio más detalles.

Israelíes y palestinos mantienen desde mayo un proceso de paz indirecto, gracias a la mediación de Washington, que tiene un plazo de cuatro meses, el tiempo fijado por la Liga Árabe a los palestinos para negociar con el Estado judío.

Tanto EEUU como la UE presionan para que se reanuden los contactos cara a cara, mientras se espera una decisión por parte del comité de seguimiento de la Liga Árabe que se reunirá mañana para analizar la cuestión.

Moratinos, quien fuera enviado especial de la UE para Oriente Medio, volvió a insistir hoy en que las conversaciones directas "son la mejor forma de avanzar" hacia la paz.

La ANP se muestra reticente a dialogar directamente con Israel en tanto este país no suspenda completamente su actividad colonizadora no sólo en Cisjordania, sino también en Jerusalén Este, donde los palestinos aspiran a establecer la capital de su futuro estado.

Moratinos tiene previsto efectuar el próximo mes de septiembre una visita a la franja de Gaza para conocer de primera mano la situación en ese territorio palestino controlado por Hamás junto con sus colegas francés, Bernard Kouchner, e italiano, Franco Frattini.

El ministro español enmarcó esa visita en la voluntad de mejorar la situación de Gaza de forma diplomática y señaló que "la cuestión no es enviar otras flotillas sino trabajar juntos para mejorar la situación en Gaza".

Se refería al asalto militar israelí en mayo pasado a una flotilla que iba cargada con ayuda humanitaria para la franja de Gaza y en el que murieron nueve activistas.

El responsable español calificó de "muy positivo" su encuentro con Lieberman, en el que se abordaron cuestiones como el programa nuclear de Irán, la situación en el sur del Líbano, donde España tiene tropas destacadas, y las relaciones bilaterales que tildó de "excelentes".

Por su parte, Lieberman dejó claro que "no hay lugar para ninguna moratoria (para la suspensión de la construcción en los asentamientos judíos en Cisjordania) después del 25 de septiembre", fecha en la que concluye la paralización vigente.

Y rechazó aceptar las fronteras de 1967, año en que Israel ocupó Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, como base de la negociación: "Todo está abierto y preferimos empezar con una lista vacía", afirmó.

Moratinos se reúne hoy en la ciudad cisjordana de Ramala con su colega palestino, Riad Malki, y con el primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Salam Fayad y luego será investido doctor honoris causa por la Universidad de Al Quds, en la población de Abu Dis, a las afueras de la Jerusalén palestina.

Por la tarde se entrevistará por separado en Jerusalén occidental con el presidente del Estado judío, Simón Peres, la jefa de la oposición, Tzipi Livni, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario