lunes, 30 de agosto de 2010

Assad asegura defender al Líbano y apoya a Hizboláh

  • Las alianzas están listas para el cumplimiento profético de los últimos tiempos
  • La Biblia señala que Siria junto a El Líbano e Iraq atacarán a Israel lo que desembocará en la destrucción de Damasco por parte del ejército israelí

El presidente sirio, Bashar Assad, ha defendido ante el primer ministro libanés, Saad Hariri (ambos enla foto), la necesidad de resolver los "problemas pendientes" en el Líbano mediante el diálogo, además de la importancia de fortalecer la "resistencia", en referencia al grupo terrorista Hizboláh.

Según informa la agencia oficial siria de noticias, SANA, "el presidente Assad insistió en la necesidad de que continúe la vía de la calma y el diálogo para resolver los problemas pendientes".

También destacó la importancia de "reforzar el acuerdo nacional y apoyar la resistencia para conservar la fuerza del Líbano y protegerlo de los peligros externos que amenazan su seguridad y estabilidad".

Ambos líderes se reunieron anoche en Damasco en una visita de Hariri que no había sido anunciada con antelación.

La presencia de los terroristas armadas de Hizboláh se ha convertido en una cuestión delicada en el Líbano, donde una parte de la élite política insta a su desmilitarización, mientras que otra defiende su papel como "garante de la seguridad ante las amenazas de Israel".

Durante el encuentro, Assad y Hariri también dialogaron sobre las "excelentes" relaciones bilaterales y la manera de reforzarlas, siempre según SANA.

Destacaron la reciente reunión celebrada en el Líbano entre el presidente libanés, Michel Suleiman, el rey saudita Abdalá Bin Abdelaziz y el mandatario sirio.

En esa fecha los tres jefes de Estado emitieron un comunicado en el que aseguraron que "se debe continuar con una política de calma, fomentar la unidad y evitar las amenazas externas".

La última reunión entre Hariri y Assad tuvo lugar en Beirut con motivo precisamente de dicho encuentro tripartito

No hay comentarios:

Publicar un comentario