lunes, 23 de agosto de 2010

Netanyahu: la paz es difícil pero no imposible

  • Para los "escépticos" el pacto de "Paz y Seguridad" es posible
  • El pacto de "Paz y Seguridad" supone la repartición de tierras por parte de Israel, lo que marca el inicio de la semana setenta de Daniel (La "Gran Tribulación")
  • El rapto de la Iglesia, según la Biblia, será poco antes o poco después de la firma de este falso acuerdo de paz


El primer ministro israelí, Biniamín Netanyahu, advirtió "a los escépticos" ante las negociaciones directas con los palestinos, que comenzarán el próximo día 2 en Washington, que alcanzar la paz es "difícil", pero "posible".

"Sé que hay muchas dudas tras 17 años (de intentos), desde el inicio del Proceso de Oslo, y entiendo por qué existen. Esperamos calmar a los escépticos, pero para ello necesitamos un auténtico socio en la parte palestina para comunicarnos", dijo al iniciar la reunión semanal de Gabinete.

El pasado viernes, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, anunció que israelíes y palestinos comenzarán conversaciones directas de paz con mediación de la Casa Blanca el próximo 2 de septiembre en Washington.

Al acto inaugural acudirán Netanyahu; el presidente palestino, Mahmud Abbas; el presidente egipcio, Hosni Mubarak; y el rey Abdala de Jordania, con quienes se reunirá un día antes por separado el presidente estadounidense, Barack Obama.

Netanyahu señaló que "las negociaciones requerirán que ambas partes hagan concesiones" y reiteró varias de sus exigencias rechazadas por los palestinos, como el reconocimiento de Israel como Estado judío o la negativa a que refugiados palestinos regresen a sus antiguos hogares en Israel.

"Si tenemos un socio, podemos alcanzar la paz en tres niveles. El primero, es en auténticos acuerdos de seguridad en el Estado de Israel. El segundo, el reconocimiento de Israel como el Estado del pueblo judío, incluyendo el asunto del derecho del retorno y la solución a los refugiados palestinos, que se encontraría en el futuro Estado palestino", argumentó.

El tercer nivel es el establecimiento de un Estado palestino, algo que, para Netanyahu, "requiere que sea desmilitarizado y que suponga el fin del conflicto, de forma que éste no continúe de ninguna otra manera".

"Un acuerdo significa poner fin al conflicto. Si se dan estos niveles, se puede lograr la paz", resumió.

Varios ministros de su Gobierno, de mayoría derechista, expresaron su escepticismo ante el inminente proceso o advirtieron de que éste no debe llevar a Netanyahu a prorrogar la moratoria parcial de diez meses en la ampliación de los asentamientos judíos en el territorio palestino ocupado de Cisjordania, que concluye a finales de septiembre

No hay comentarios:

Publicar un comentario