jueves, 23 de septiembre de 2010

Ahmadineyad: Netanyahu es un asesino experimentado

  • Irán está preparado para su participación futura en la batalla de Armagedón
  • El mundo es bombardeado por propaganda antisemita
El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad (foto), acusó al primer ministro Biniamín Netanyahu, de ser un "experimentado asesino" que debería ser llevado a juicio "por asesinar a mujeres y niños".

El iraní hizo estas declaraciones a la cadena CNN, en una de las diversas entrevistas que ha concedido a medios estadounidenses aprovechando su presencia en Nueva York (EE.UU.) para participar en el debate de la Asamblea General de la ONU.

En la entrevista, Ahmadineyad abordó asuntos espinosos, como su programa nuclear, el caso de los dos escaladores estadounidenses que siguen encarcelados en Teherán, y el conflicto con Israel.

El presidente iraní dijo que Netanyahu es un asesino profesional que ha cometido crímenes contra palestinos inocentes, sobre todo en la franja de Gaza, actos que calificó como "crímenes contra la humanidad" que deberían ser juzgados por las Cortes Internacionales de Justicia.

En la entrevista, el presidente insiste en que su país no está buscando construir una bomba nuclear, y que sus planes nucleares tienen fines pacíficos.

Según indicó, nadie en el mundo está preocupado por estos planes más que "el régimen sionista (como se refiere habitualmente a Israel, sin nombrarlo) y las autoridades estadounidenses".

"Ambos, el régimen sionista y el Gobierno de los Estados Unidos deberían ser desarmados. La verdadera amenaza para el mundo son las bombas que tienen el régimen sionista y el Gobierno estadounidense", apunta.

Aunque Ahmadineyad ha coincidido con el presidente de EE.UU. Barack Obama en Nueva York, en el entorno de Naciones Unidas, el iraní no muestra en la entrevista interés en reunirse con su homólogo si la oportunidad se presenta.

"Depende", respondió a la pregunta sobre si surgiese esta oportunidad. "Creo que sería muy bueno sentarse con los representantes de los otros estados y de los medios de prensa y discutir nuestros puntos de vista, en Naciones Unidas", apuntó, sin referirse a Obama.

Otro de los temas de conversación fue el caso de Sarah Shourd, Shane Bauer y Josh Fattal, los tres escaladores estadounidenses que fueron detenidos el 31 de julio de 2009 cuando, según dijeron, hacían senderismo en el Kurdistán iraquí y entraron por error en territorio iraní.

Las autoridades iraníes acusaron a los detenidos de haber entrado de forma ilegal en el territorio iraní para cometer actos de espionaje.

Ahmadineyad afirmó que la liberación la semana pasada de Sarah Shourd, quien estaba enferma, fue un caso "humanitario". Con respecto a sus dos compañeros, señaló que su suerte está en manos de los jueces, y aseguró que no va a influir en su decisión.

Si Fattal y Bauer son llevados ante los tribunales iraníes y declarados culpables de espionaje, podrían ser incluso condenados a muerte.

Sí reconoció que hay una "posibilidad" de que Fattal y Shane sean liberados, aunque depende de los jueces, insistió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario