jueves, 16 de septiembre de 2010

EEUU: Irán parece empeñado en fabricar armas nucleares

  • Tiene uranio como para fabricar dos bombas atómicas
  • El escenario para la guerra global profetizada por la Biblia en Armagedón se completa cada día
EE.UU. aseguró que el Gobierno de Irán parece "empeñado" en fabricar armas nucleares, tras hacer caso omiso a las presiones internacionales para que detenga el enriquecimiento de uranio e incremente la cooperación con los inspectores internacionales.

"Irán rechaza abordar nuestras preocupaciones relativas a la proliferación y parece empeñado en adquirir la capacidad de fabricar armas nucleares", afirmó la embajadora de EE.UU. ante la ONU, Susan Rice, en una reunión del Consejo de Seguridad sobre las sanciones impuestas a la República Islámica.

Para la diplomática, el informe más reciente del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) demuestra la negativa de Teherán a adoptar pasos que respondan a las preocupaciones de la comunidad internacional.

Según el reporte del OIEA del pasado 6 de septiembre, el programa nuclear iraní ha producido hasta ahora unos 2.800 kilos de uranio poco enriquecido -mil kilos más que en noviembre pasado-, cantidad que los expertos consideran suficiente para fabricar entre dos y tres bombas nucleares.

Además, el director general del OIEA, Yukiya Amano, acusó el lunes a Irán de obstaculizar la investigación de su controvertido programa nuclear mediante el veto consecutivo de inspectores de desarme.

Rice recordó en su intervención que la cooperación iraní con ese organismo de Naciones Unidas es una de las obligaciones establecidas en las diferentes resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y "un punto de referencia fundamental sobre las intenciones pacíficas" de Teherán.

Los representantes de Francia y Reino Unido se unieron a las reservas expresadas por su homólogo estadounidense sobre las intenciones iraníes y también expresaron la preocupación de sus países ante la falta de cooperación por parte del Gobierno del presidente Mahmud Ahmadineyad.

Además, el embajador francés, Gérard Araud, resaltó que el régimen iraní también vulnera las disposiciones del Consejo de Seguridad al seguir exportando armas y continuar con su programa de misiles balísticos.

Por su parte, el representante británico, Mark Lyall Grant, instó a que un mayor número de países ajusten sus legislaciones y adopten las medidas necesarias para implementar las cuatro rondas de sanciones impuestas a Teherán.

Un informe del comité de sanciones, máximo órgano de Naciones Unidas, indicó que sólo 36 países han informado de las medidas que han puesto en marcha para implementar las nuevas penalidades impuestas a Teherán el pasado 9 de junio.

EE.UU. y sus aliados occidentales acusan a Irán de estar trabajando en un programa nuclear militar clandestino, algo que Teherán rechaza alegando que su programa atómico sólo satisface necesidades energéticas y médicas.

El OIEA investiga desde hace siete años las actividades nucleares de Irán, al que acusa de no cooperar lo suficiente para comprender la naturaleza de su programa nuclear

No hay comentarios:

Publicar un comentario