jueves, 16 de septiembre de 2010

Mitchell: Negociaciones de paz avanzan más rápido de esperado

  • El acuerdo de "Paz y Seguridad" es inminente
  • La Biblia señala que el rapto de la Iglesia ocurrirá poco antes o poco después de la firma de este tratado
El enviado especial de EE.UU., George Mitchell, afirmó que las conversaciones de paz entre los líderes israelíes y palestinos se desarrollan con mayor seriedad y más rápido que las de Irlanda del Norte, en las que el actuó como mediador, en la década de los noventa.

Mitchell subrayó en particular los progresos alcanzados en relación al congelamiento de la construcción en los asentamientos de Cisjordania.

Sin embargo, allegados al Primer Ministro Biniamín Netanyahua relativizaron el entusiasmo de Mitchell, destacando que Netanyahu subrayó en la reunión de ayer que la moratoria que expira el 26 de septiembre no se prorrogará.

En la reunión de dos horas, celebrada en la residencia del Primer Ministro en Jerusalén, participaron Netanyahu, Mitchell, el Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, y la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton. Isaac Molho y Saeb Erekat, jefes de los equipos negociadores, se unieron a la reunión en forma intermitente.

Mitchell precisó que Netanyahu y Abbas abordaron los temas más espinosos.

"Voy a decir que no están dejando los asuntos más difíciles para el final.... Tomamos esto como un fuerte indicador de nuestro convencimiento de que la paz es posible", afirmó.

Mitchell adelantó que los equipos negociadores israelí y palestino se reunirán de nuevo la próxima semana, aunque no precisó día ni lugar.

Por su parte, Abás y Netanyahu acordaron que Molho y Erekat se reunirán la semana próxima para buscar posibles soluciones a la cuestión de la construcción y para preparar un encuentro entre los dos mandatarios.

Mitchell manifestó que su país considera que las conversaciones están progresando mucho más rápidamente de lo esperado. El enviado recordó sobre los casi dos años de conversaciones que mantuvo en Irlanda del Norte a finales de 1990.

Funcionarios israelíes confirmaron que todos los temas más delicados fueron objeto de debate. Se precisó que las conversaciones se desarrollaron en un ambiente muy bueno, sin enfrentamientos ni tensiones, a pesar que las diferencias entre las partes siguen siendo muy grandes.

Antes de la reunión, Netanyahu, Abás y Clinton posaron ante las cámaras y se dieron la mano en un patio de la residencia oficial de Netanyahu decorado con las banderas israelí, palestina y estadounidense.

Un periodista preguntó entonces si ha habido avances en el diálogo, a lo que Netanyahu respondió: "Estamos trabajando en ello. Trabajar es bueno. Hay mucho trabajo. Me alegra tener la oportunidad de dar la bienvenida aquí al Presidente Abás y la secretaria Clinton en la búsqueda de la paz".

Abás, por su parte, escribió en el libro de visitas que había venido con la intención de lograr una "paz eterna" en la región.

Mientras, en el exterior de la residencia, el Consejo Yesha, que representa a los colonos judíos en Cisjordania, desplegaba una pancarta en la que recordaba a Netanyahu su promesa de que el cese parcial de la construcción en los asentamientos sería una medida improrrogable.

La extensión de la moratoria concluye el próximo día 26.

Netanyahu se niega a prorrogarla pese a que los palestinos han dicho que abandonarán el diálogo si se retoma el anterior ritmo de construcción, por lo que Mitchell está buscando contrarreloj una solución de compromiso con la que ambas partes puedan salvar la cara ante sus respectivas opiniones públicas.

Durante el día Clinton se reunió en Jerusalén con el Presidente, Shimón Peres; los ministros de Defensa, Ehud Barak, y Exteriores, Avigdor Lieberman; y el Primer Ministro de la Autoridad Palestina, Salam Fayad, antes de hacerlo a solas con Netanyahu.

Frente a Peres, Clinton aseguró que israelíes y palestinos "están entrando en materia" y "han comenzado a lidiar con los asuntos fundamentales que sólo pueden ser resueltos a través de negociaciones cara a cara".

"Éste es el momento, éstos son los líderes y EEUU estará a su lado cuando tomen decisiones difíciles", sentenció.

Clinton reiteró además que "el único camino para asegurar el futuro de Israel como Estado judío democrático y seguro es una solución negociada de dos Estados y una paz regional completa" porque el actual statu quo es "insostenible".

"No significa que no pueda mantenerse durante un año, una década, dos o tres, pero fundamentalmente el statu quo es insostenible", agregó.

La Administración Obama quiere incluir a Siria en los esfuerzos de paz en Oriente Medio, por lo que Mitchell viajará a Damasco para informar al Presidente, Bashar al Asad, y al ministro de Exteriores, Walid Mualem, del desarrollo de las conversaciones.

"No creemos que seguir ambas vías (de negociación, con Siria y con los palestinos) sea mutuamente excluyente. Al contrario, creemos que pueden ser complementarias y mutuamente beneficiosas para lograr una paz global", dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario