miércoles, 1 de septiembre de 2010

Netanyahu en Washington: la sangre israelí no quedará impune

  • El atentado, lejos de frenar el proceso de paz, auna criterios en torno a conseguir pronto un pacto de "Paz y Seguridad".
  • La firma de este tratado considera la repartición de tierras y la división de Jerusalén, lo que da comienzo al jucio de Dios sobre las naciones (últimos siete años de nuestra era)

"No vamos a dejar que la sangre de civiles israelíes quede impune. Encontraremos a los asesinos, y los castigaremos" dijo el primer ministro Biniamín Netanyahu la noche del martes después de que cuatro colonos israelíes fueran asesinados cuando el vehículo en que viajaban fue emboscado por terroristas palestinos en la región cisjordana de Hebrón.

Durante una reunión con la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, en un hotel de Washington antes de las negociaciones directas de paz con la Autoridad Palestina, el primer ministro dijo: "No dejaremos que el terror decida dónde viven los israelíes o la configuración de las fronteras finales. Estos y otras cuestiones se determinarán en las negociaciones de paz que estamos llevando a cabo.

"Durante las negociaciones vamos a exigir medidas de seguridad destinadas a evitar asesinatos como estos", añadió.

El portavoz de Netanyahu, Mark Regev, dijo anteriormente que el ataque no iba a modificar la cumbre de esta semana, pero que sirvió para destacar las preocupaciones de seguridad, que Israel planea hacer un tema central en las conversaciones.

"No hay ningún cambio. Estamos comprometidos con la paz", dijo Regev.

Clinton dijo que detener tales actos de terror y destrucción "es una de las razones por las que el primer ministro está aquí presente, para entablar negociaciones directas con los propios palestinos que han rechazado un camino de violencia, en favor de un camino de paz".

Y añadió: "Nos comprometemos a hacer todo lo que podemos para proteger y defender al Estado de Israel y para proporcionar seguridad al pueblo israelí. Ese es uno de los objetivos primordiales que Israel tiene y Estados Unidos apoya en estas negociaciones".

El presidente palestino Mahmud Abbas dijo que el ataque en Hebrón tiene la intención de "obstaculizar el proceso diplomático", subrayando que la Autoridad Palestina "se opone a los ataques contra civiles de ambas partes - israelíes o palestinos".

La Casa Blanca emitió una declaración diciendo que Estados Unidos condena el ataque "en los términos más enérgicos posibles".

"En vísperas de la reactivación de las negociaciones directas entre israelíes y palestinos, este brutal ataque evidencia hasta qué punto los enemigos de la paz van a tratar de bloquear el progreso", dice la declaración

No hay comentarios:

Publicar un comentario