lunes, 25 de octubre de 2010

"El Mosad provocó grave explosión en una base de misiles de Irán"

  • Los "rumores de guerra" se incrementan cada día
  • Irán juga un rol desequilibrante en el escenario de la "Gran Tribulación"


El diario francés Le Figaro adjudicó al Mosad la explosión que tuvo lugar en la base militar iraní Iman Alí, el 12 de octubre pasado.

La base militar en cuestión está ubicada aproximadamente a 500 kilómetros al sudoeste de Teherán, en un terreno montañoso, propicio para el escondite de posiciones de lanzamiento de misiles, y para la defensa contra un ataque aéreo o terrestre.

Se trata de una de las bases más seguras de la República Islámica, que está ubicada a 400 kilómetros de Bagdad y de las bases norteamericanas principales emplazadas en el centro de Irak, y a 1250 kilómetros de Tel Aviv y el centro de Israel.

Se dice que sus instalaciones militares incluyen una extensa red de hangares subterráneos y numerosos misiles, entre ellos un gran número de Shahab-3, con un alcance de 1800 a 2500 kilómetros de distancia.

La base está custodiada por unidades de elite de la Guardia Revolucionaria y por sistemas antimisiles avanzados.

La explosión provocó la muerte de 18 militares de la Guardia Revolucionaria y catorce heridos. Teherán dijo que la explosión fue producida por un incendio que se desató en un arsenal.

Sin embargo, para Le Figaro, se trató de un sabotaje, el último de los operativos del Mosad que intenta impedir que Irán se transforme en una potencia nuclear militar.

El diario vinculó el incidente con los recientes ataques cibernautas que paralizaron las computadores de Irán, el sabotaje técnico y algunos aparentes secuestros de científicos.

El rotativo francés añadió que el estallido resultó ser un grave golpe a la capacidad defensiva de las instalaciones sensibles de Irán, debilitando su capacidad de proteger sus bases militares en caso de ataque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario