martes, 30 de noviembre de 2010

China pide impulsar diálogo de paz en Oriente Medio

  • Israel es presionado por la potencias mundiales para alcanzar a corto plazo un acuerdo de "Paz y Seguridad" con los Palestinos
  • El rapto de la Iglesia será poco antes o poco después de la firma de este falso acuerdo

El primer ministro de China, Wen Jiabao (foto), pidió a Israel y a la Autoridad Palestina que continúen en la vía de las conversaciones pacíficas y que desarrollen acciones constructivas para desbloquear las conversaciones de paz.

El llamamiento fue efectuado en un mensaje enviado con ocasión de la conmemoración del Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, celebrado en la sede de la ONU en Nueva York.

Según Wen, la cuestión palestina es central en Oriente Medio y el Gobierno chino siempre apoyó con firmeza la causa del pueblo palestino para recuperar sus derechos nacionales legítimos y los esfuerzos para continuar el proceso de paz.

Las conversaciones entre Israel y Palestina se encuentran en una etapa crucial, dijo el primer ministro chino, quien expresó el deseo de que sigan con esfuerzos positivos y constructivos, evitando alteraciones, cooperando en los esfuerzos de mediación internacional y promoviendo constantemente el proceso negociador.

Wen expresó el deseo de que de acuerdo con las resoluciones de la ONU y en el principio de "territorios a cambio de paz", se establezca un estado palestino independiente con plena soberanía y que se logre la coexistencia pacífica de Israel y del Estado Palestino.

Como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, China siempre ha apoyado que la ONU desempeñe un papel vital en el proceso y junto con la comunidad internacional seguirá haciendo esfuerzos para buscar una solución justa y promover la paz, estabilidad y desarrollo en la zona, concluyó Wen.

En 1977, la Asamblea General de la ONU adoptó la resolución que declara el 29 de noviembre como Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, el mismo día en que 30 años antes había aprobado en otra resolución la división del Mandato Británico en Palestina en dos Estados, uno judío y otro árabe (una decisión aceptada por los judíos y rechazada por los árabes).

No hay comentarios:

Publicar un comentario