martes, 16 de noviembre de 2010

Irán simula un ataque aéreo contra sus centrales nucleares

  • Irán se prepara para la batalla final
  • El escenario está listo para la batalla de Armagedón


Las Fuerzas Armadas iraníes iniciaron cinco días de maniobras militares en el país, cuyo objetivo oficial es comprobar el funcionamiento de sus sistemas de defensa antiaérea, claves en la protección de las centrales nucleares y otros lugares estratégicos.

Durante el primer día de ejercicios, bautizados "Defensores del Cielo 3", Irán ha simulado un ataque aéreo sobre puntos estratégicos de su territorio, incluidas las fronteras, y la eventual respuesta que daría al mismo, explicó el general de Brigada Hamid Arjangi, portavoz de las maniobras.

"Aparatos del enemigo denominados 'fuerzas naranjas' fueron detectados e interceptados por nuestros sistemas de radar, tras lo cual se ha dado la orden de hacerles frente", explicó el militar.

Arjangi confirmó que en las prácticas han tomado parte tanto las fuerzas regulares del Ejército como la Guardia Revolucionaria, cuerpo de elite autónomo, y las milicias de voluntarios islámicos "Basij"

Asimismo, detalló que durante los cinco días será probada la efectividad de las baterías antimisiles de corto, medio y largo alcance.

Irán está sometido desde la década de los años 80 a un embargo armamentístico, que sin embargo no le ha impedido desarrollar una potente industria bélica nacional.

La semana pasada, un alto mando de las Fuerzas de Seguridad de Irán anunció que se probarían "en breve" unas baterías antiaéreas de fabricación nacional similares a los equipos S-300 que Teherán compró a Rusia en 2005, y que Moscú se negó hace dos meses a entregar.

El general Ahmad Miqani precisó que Irán "ha emprendido buenos proyectos en lo que se refiere a misiles de largo alcance", proyectos que se hallan "en su última fase", aunque no confirmó si las S-300 serán probadas durante estas maniobras.

Al hilo de las maniobras, el general iraní insistió en que su país no teme un posible ataque de Estados Unidos o Israel, porque ambas naciones no tiene capacidad para hacerlo.

"El régimen sionista (Israel) realiza maniobras para mantenerse preparado y crear un ambiente de guerra psicológica, pero ni así ha podido derrotar a Hamás y Hezbollah, así que no es una amenaza para Irán", afirmó.

Miqani reveló igualmente, que las Fuerzas Armadas presentarán el próximo febrero una nueva generación de misiles defensivos de largo alcance S-200, de fabricación nacional, que podrán operar las 24 horas del día.

"Hemos hecho grandes progresos en el desarrollo de sistemas HQ y S-200. Nuestros equipos S-200 funcionan en la actualidad unas pocas horas al día, pero hemos conseguido que lo hagan 24 horas", explicó Miqani.

"En la segunda fase de optimización, prevista para febrero (de 2011) los sistemas de radar de las S-200 serán completamente digitales", agregó.

Según expertos iraníes, las citadas baterías trabajan con misiles tierra-aire (SAM) de largo alcance, altura media-alta y están diseñados para defender amplias aéreas de territorio de ataques con cazabombarderos.

Propulsadas por combustible sólido, cada misil puede tener un alcance de entre 200 y 350 kilómetros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario