lunes, 6 de diciembre de 2010

Brasil reconoce al Estado palestino, Israel decepcionado

  • Presión internacional sobe Israel para ceder territorio heredado divinamente
  • La entrega de tierras por parte de Israel marcará el inicio de los últimos siete años de nuestra era


Israel manifestó su "decepción" y "frustración" por la decisión del Gobierno brasileño de reconocer el Estado palestino en las fronteras de 1967, algo que estima con certeza que repercutirá negativamente en el proceso de paz en Oriente Medio.

"Todo intento de buscar atajos a ese proceso y determinar de antemano y de forma unilateral los temas importantes y controvertidos tan sólo dañará la confianza entre las partes y su compromiso para concluir unas negociaciones de paz", señaló el Ministerio de Exteriores.

La diplomacia israelí también lamenta que el jefe de Estado brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, haya tomado la decisión apenas un mes antes de entregar el cargo a su sucesora, Dilma Rousseff.

Asimismo señala que el reconocimiento del Estado palestino supone una violación de los acuerdos bilaterales firmados en 1995 y de la Hoja de Ruta, el plan de paz presentado en 2003 por el Cuarteto de Madrid, porque instan a las partes a resolver los temas que los enfrentan en la mesa de negociaciones.

Lula comunicó la decisión por carta al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás.

El reconocimiento fue una respuesta a la solicitud realizada por Abás el pasado 24 de noviembre y es una posición "coherente" con las resoluciones de Naciones Unidas, explicó la Cancillería brasileña en un comunicado.

"La decisión no implica abandonar la convicción de que son imprescindibles las negociaciones entre Israel y Palestina, a fin de que se alcancen concesiones mutuas sobre las cuestiones centrales del conflicto", señala la nota.

Brasil se suma de este modo a una lista de más de cien países que reconocen al Estado palestino, entre ellos todos los árabes, la gran mayoría de África, buena parte de los asiáticos y del este de Europa.

El portavoz del Departamento de Asuntos Relacionados con la Negociación de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Xavier Abu Eid, indicó que otros siete países latinoamericanos se han mostrado dispuestos en conversaciones bilaterales a reconocer la independencia palestina en las fronteras de 1967 en el momento adecuado.

"Esperamos que la decisión de Brasil origine una oleada de reconocimientos latinoamericanos como la que hubo tras 1988 (a raíz de la Declaración de Independencia Palestina) en otras partes del Planeta", señaló.

Brasil ya reconocía desde 1975 a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) como "legítima representante del pueblo palestino" y en 1993 abrió su primera legación diplomática en los territorios palestinos, cuyas atribuciones fueron equiparadas a las de una embajada cinco años después.

El Ejecutivo de Lula ha intensificado sus relaciones con Palestina en estos últimos años y el pasado marzo realizó una gira oficial a la zona que también incluyó una visita a Israel.

En los últimos tiempos Brasil se ha ofrecido como mediador entre Israel y los palestinos, intentando atribuirse la imagen de un interlocutor neutral y ajeno al conflicto.

En su misiva a Abás, Lula renueva su oferta mediadora, al asegurar que "Brasil estará siempre preparado para ayudar en lo que sea necesario".

Por su parte, el dirigente palestino Nabil Shaat felicitó el enfoque unilateralista del presidente brasileño alegando que cumplió "con su palabra de poner la solidaridad en acción y dar una respuesta de forma no violenta al unilateralismo israelí".

No hay comentarios:

Publicar un comentario