martes, 28 de diciembre de 2010

Irán colgó a un hombre acusado de espiar para el Mosad

  • Provocación y tensión en Medio Oriente
  • Las guerras del fin se acercan

Las autoridades iraníes ejecutaron a un hombre condenado a muerte por espiar para los servicios secretos israelíes, según un reporte oficial de Irán.

"Ali Akbar Siadat, quien espiaba para el Mosad, fue colgado en la prisión de Evin esta mañana", dice el parte judicial iraní.

Según el reporte, Siadat, de nacionalidad iraní, estaba en contacto con el Mosad, desde 2004, y fue detenido en 2008 cuando quiso escapar con su esposa.

"Siadat confesó que transfirió información sobre las actividades militares iraníes al Mosad", dice el reporte.

No se informó si Siadati era un empleado del gobierno o como obtuvo la información clasificada. El condenado dijo supuestamente que se reunió con agentes israelíes durante sus viajes a Holanda, Turquía y Tailandia.

Según el reporte, confesó que recibió 60 mil dólares, entre tres mil y siete mil dólares por cada conjunto de información que suministró en cada encuentro con los agentes israelíes

Según la ley islámica sharía que rige en Irán, el espionaje puede ser castigado con la muerte.

En el año 2000, una corte iraní condenó a diez judíos iraníes por espiar para Israel, en un juicio a puertas cerradas, a trece años de cárcel. Todos fueron liberados antes de cumplir la sentencia, a raíz de la presión internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario