jueves, 16 de diciembre de 2010

La Liga Árabe condiciona la vuelta a las negociaciones

  • Los Árabes presionan a Israel para un acuerdo de "paz y seguridad" definitivo
  • Esta vez, buscan consolidar un pacto que les asegure territorio a cambio de paz
  • El falso pacto de "paz y seguridad" aún no se logra por una sola razón: ¡La Iglesia de Cristo aún no ha sido arrebatada!
  • La firma de este pacto marca el inicio del período que conocemos como la gran tribulación
  • El Rapto de la Iglesia será poco antes o poco después de la firma de este falso acuerdo
La Liga Árabe decidió supeditar la reanudación del diálogo entre israelíes y palestinos a que haya - lo que llamó- "una respuesta seria", que garantice avances en el proceso de paz, tras lo que consideró "el fracaso de la mediación estadounidense".

En una reunión en El Cairo, el Comité de Seguimiento de la Iniciativa de Paz de la Liga Árabe "decidió reanudar las negociaciones sólo en caso de recibir una respuesta seria que garantice avances en el proceso" de paz.

A pesar de no especificar si se trataría de conversaciones directas o indirectas, el ministro de Exteriores qatarí, jeque Hamad bin Yasem al Zani, jefe de ese comité, dijo en su discurso durante la reunión que sería un diálogo indirecto.

Al Zani explicó que esa fue la propuesta del enviado especial de EEUU, George Mitchell, al presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmud Abás, a quien le sugirió llevar a cabo conversaciones indirectas "con un plazo máximo de cuatro meses y sin pasar automáticamente a un diálogo directo".

En ese sentido, el secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, subrayó junto con Al Zani tras la reunión del comité, que "las negociaciones directas son una pérdida de tiempo y tonterías; es necesaria una batalla política seria".

Tras reunirse con Mitchell en Ramala, Abás acudió a la reunión en El Cairo para informar al comité de la Liga Árabe de sus contactos, después de que Washington anunciara la semana pasada que iba a abandonar sus esfuerzos para convencer a Israel de que suspenda la construcción de asentamientos en Cisjordania.

Al Zani, que con Musa se mostró convencido de que "esta situación va a causar disturbios en la zona por la frustración" que genera, señaló que "el problema verdadero en el proceso de paz es que la mediación de EEUU se ha desprendido de sus compromisos con los países árabes".

"La postura estadounidense de retirarse no nos ha sorprendido; yo mencioné al principio de las negociaciones que vamos a seguir con una línea pacífica y que sabemos que el fracaso se debe a la terquedad de Israel", dijo Al Zani, quien afirmó que, a pesar de todo, se confían en la Administración de Washington.

Y agregó que el comité de la organización panárabe ha aprobado continuar con las negociaciones, con condiciones, a pesar de "estar convencidos totalmente de que EEUU no puede imponer la paz entre ambas partes. No hay avances, ni esperanza para avanzar".

"Solo pedimos legitimidad internacional", apuntó Al Zani.

Asimismo, el jefe de la diplomacia qatarí destacó que los países árabes han decidido acudir al Consejo de Seguridad de la ONU para tratar el asunto de los asentamientos israelíes, "pese a que habrá una objeción y un veto de EEUU".

En ese sentido, Musa precisó que han dado instrucciones a los embajadores árabes en EEUU para pedir una reunión urgente del Consejo de Seguridad y apuntó que tienen intención, además, de celebrar un encuentro con el Cuarteto para Oriente Medio (EEUU, ONU, UE Y Rusia).

El Comité solicitó también a Israel que "aclare las fronteras en base a los límites de 1967" y le instó a "la suspensión completa de todas las actividades de asentamientos en los territorios palestinos ocupados" para continuar con el diálogo.

Asimismo, hizo un llamamiento a la reconciliación palestina y al fin del bloqueo sobre la franja de Gaza.

El Comité de la Iniciativa de Paz árabe se compone de los ministros de Exteriores de Egipto, Qatar, Jordania, Arabia Saudí, Bahréin, Siria, Líbano, Marruecos, el Yemen, Qatar, Túnez, Argelia, Sudán, Omán, Emiratos Árabes Unidos y el secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa.

Es la primera vez que este organismo se reúne desde que EEUU anunciara que iba a dejar de presionar a Israel para que detenga la construcción en los asentamientos.

La paralización de las construcción en los asentamientos judíos en Cisjordania era la condición de los palestinos para volver a las negociaciones directas, auspiciadas por EEUU e iniciadas a principios de septiembre, que se estancaron tres semanas después al finalizar una moratoria de diez meses en la construcción, cumplida por Israel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario