lunes, 24 de enero de 2011

Reporte: Los palestinos acordaron ceder casi todos los barrios judíos de Jerusalén Este

  • Negociaciones secretas evidencian las cercanías de un acuerdo de paz y seguridad
  • La Biblia es clara en establecer que cuando se escuchen sobre este acuerdo está cercana la venida de Cristo


Los negociadores palestinos aceptaron secretamente conceder casi todas los vecindarios judíos de Jerusalén oriental a Israel, según un reporte del diario The Guardian y el sitio web Al Jazeera TV.

Cerca de 1.600 documentos palestinos sobre las conversaciones de paz obtenidos por Al Jazeera y entregados a The Guardian, que cubren casi una década de intercambios proveen una visión de los avances en el proceso de paz.

La filtración revela que los documentos confidenciales en la historia del conflicto indican que los negociadores palestinos aceptaron la anexión de Israel de todos los barrios judíos en el este de Jerusalén, excepto Har Homá, el 15 de junio de 2008.

Saeb Erakat, el principal negociador palestino propuso en un encuentro llevado a cabo en octubre de 2009, dividir la Ciudad Vieja y ceder a Israel el control del barrio judío y partes del barrio armenio.

Otros detalles revelan que los palestinos acordaron el retorno de solamente 10 mil refugiados palestinos a Israel, y que Erekat aceptaba la exigencia de reconocer a Israel como un Estado judío.

El documento revela también, que en un esfuerzo por avanzar la cuestión de los lugares santos de la Ciudad Vieja de Jerusalén, los palestinos propusieron una comisión conjunta que administre el Monte del Templo.

Las ofertas fueron realizadas en 2008 en tiempos de la conferencia de Anápolis, donde Erakat dijo que le estaban ofreciendo a Israel "la más grande Ierushalaim [nombre de Jerusalén en hebreo] de la historia".

En tanto que los líderes israelíes, respaldados por Estados Unidos, dijeron que las ofertas eran inadecuadas, porque no incluían Har Homá, Maalé Adumim y Ariel, que se encuentra en la profundidad de Cisjordania.

Los documentos filtrados – escritos por funcionarios y abogados palestinos, que trabajaban para la unidad de apoyo para las negociaciones de la OLP, financiada por Reino Unido,- incluyen largos transcriptos de reuniones privadas. Muchos de ellos fueron autentificados independientemente por The Guardian y corroborados por ex participantes de las conversaciones y fuentes de inteligencia y diplomáticas, según señala el rotativo.

Los cables del consulado en Jerusalén y la Embajada de Estados Unidos en Tel Aviv, filtrados por Wikileaks, fueron empleados para confirmar parte de la información

No hay comentarios:

Publicar un comentario