jueves, 14 de abril de 2011

Israel y Hamás procuran un alto el fuego


  • Israel dispuesto a negociar la paz a cambio de territorio permanente

  • El "falso" acuerdo de "Paz y Seguridad" se aproxima



Israel y el movimiento fundamen- talista islámico palestino Hamás buscan un alto el fuego en la franja de Gaza después de la peor escalada de violencia de los últimos dos años, en una iniciativa en la que median distintos países y organizaciones internacionales.


Tras dos días de constantes ataques desde uno y otro lado, que se han saldado según estimaciones militares israelíes con más de una veintena de operativos palestinos abatidos, seis civiles palestinos muertos y unos setenta heridos, ambas partes se mostraron dispuestas a dar marcha atrás y bajar las armas si el otro hace lo propio.


"Si ellos dejan de disparar contra nuestras comunidades, nosotros dejaremos de disparar. Si dejan de disparar en general, habrá calma", declaró el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, a la radio de Israel. Por su parte, en una inusual entrevista con ese mismo medio, el viceministro de Exteriores del gobierno de Hamás en Gaza, Ghazi Hamad, aseguró que en la franja están "interesados en una calma, pero quieren que el Ejército israelí detenga sus operaciones".


Los llamamientos mutuos al cese de las hostilidades siguen a varias semanas de enfrentamientos armados a lo largo de la frontera entre Gaza e Israel, que condujeron entre el jueves y el sábado a un peligroso repunte y el temor de las partes a implicarse en una segunda contienda en poco más de dos años. "Si es necesario actuaremos, pero si no lo es, no tendremos que hacerlo", afirmó Barak al ser preguntado si Israel planea una nueva ofensiva similar a la "Plomo Fundido", la operación militar que lanzó entre diciembre de 2008 y enero de 2009 contra Hamás en Gaza y en la que murieron más de 700 operativos de los grupos terroristas, un número casi igual de civiles palestinos y 13 israelíes.


Para Barak, quien dirigió la ofensiva como ministro de Defensa del anterior gobierno israelí, "la contención es también una forma de ser fuerte", pero no faltan las voces en el actual Ejecutivo que urgen a aplicar mano dura hasta "acabar con el gobierno de Hamás". Barak se vio cuestionado en el Consejo de Ministros al diferenciar entre "el brazo político de Hamás y el brazo armado", tras decir que el primero "está interesado en hablar" y el segundo "en disparar".


Desde que el jueves el grupo terrorista Hamás disparó un misil antitanque contra un autobús escolar israelí cerca de Gaza, hiriendo gravemente a un adolescente –que aún se encuentra en estado de coma- y moderadamente al conductor, Israel ha bombardeado objetivos de esa organización en la franja. Los palestinos han disparado por su parte unos 130 proyectiles de mortero y cohetes de distinto alcance, contra el territorio israelí, según portavoces militares.


La relativa calma de las últimas horas, en las que sólo ha habido ataques mutuos esporádicos, responde al interés de las partes en no llegar a un punto sin retorno. Los grupos terroristas palestinos pidieron un alto el fuego a través de varios países y organismos árabes e internacionales. En un comunicado enviado a los medios, el portavoz del Gobierno islamista, Taher al-Nunu, declaró que Hamás se puso en contacto con las distintas facciones armadas, que se mostraron dispuestas a aceptarlo siempre que Israel corresponda.


El coordinador especial de la ONU en Oriente Medio, Robert Serry, conocido por su posición participó en la mediación. Pendientes de si por fin prospera la que sería la tercera tregua de los últimos tres días, el primer ministro, Biniamín Netanyahu, indicó que "si los ataques contra civiles y militares israelíes continúan, la respuesta será muy dura".


Los líderes israelíes se hicieron eco del éxito del nuevo sistema de defensa "Iron Dome" (Cúpula de Hierro), recién instalado por el Ejército, al interceptar hasta ahora ocho cohetes en vuelo hacia centros urbanos israelíes, dando a Netanyahu "oxígeno" para frenar la escalada y evitar que se vea presionado a lanzar una nueva ofensiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario