lunes, 25 de julio de 2011

Israel evalúa cancelar los Acuerdos de Oslo


  • Intensa actividad diplomática para abrir paso al "falso" acuerdo de "Paz y Seguridad"

  • La Autoridad Palestina genera presión sobre Israel para conseguir el territorio que Dios otorgó a Israel perpetuamente

  • La entrega de territorio marcará el inicio de los últimos siete años de nuestra era ("La gran tribulación")

Un equipo encabezado por el asesor de Seguridad Nacional, Yaakov Amidror (foto), está evaluando la posibilidad de rescindir los Acuerdos de Oslo en reacción a la iniciativa unilateral de la Autoridad Palestina (AP) que busca el reconocimiento de un Estado independiente en las Naciones Unidas, según un informe del diario Haaretz.

La Oficina del Primer Ministro confirmó que está analizando varias alternativas de cara a septiembre y que las presentará al liderazgo político cuando se tome una decisión.

Funcionarios israelíes confirmaron al rotativo que en recientes discusiones con Amidror se mencionó la opción de anular los Acuerdos de Oslo. Sin embargo, las fuentes señalaron que esta no fue considerada como la principal alternativa.

Mientras tanto, la Autoridad Palestina continúa preparándose de cara a la reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre. Delegados palestinos que, se reunieron en Estambul hace algunos días, señalaron que el borrador final para elevar a la ONU será esbozado en Doha, Qatar, con los representantes de la AP, Qatar, Egipto y Arabia Saudita, el 4 de agosto.

El proyecto de resolución llama a reconocer al Estado palestino dentro de las líneas de armisticio 1949-1967 de Israel con los países árabes (llamadas comúnmente fronteras de 1967), como miembro de la ONU con pleno derecho.

Fuentes diplomáticas occidentales manifestaron a Aurora, que altos oficiales palestinos expresaron cierta sensación clara de arrepentimiento por haber impulsado la iniciativa en septiembre, al final del -hasta ahora- primer mandato del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. Los funcionarios palestinos especulaban que deberían haber elevado a la ONU el proyecto de resolución en un eventual segundo término del gobierno del presidente norteamericano, para no dañar las relaciones que mantienen con la actual administración estadounidense, y cuando el inquilino de la Casa Blanca no tiene la presión de las próximas elecciones sobre su cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario