martes, 19 de julio de 2011

Reporte: Siria aumenta el envío de armas para Hezbollah



  • Las alianzas de los enemigos de Israel se consolidan cada día


  • La Biblia señala la destrucción de Damasco (capital de Siria) como un acontecimiento profético relacionado con la antesala de la "Gran Tribulación"
Siria está aumentando el traslado de misiles avanzados y otros armamentos sofisticados a Hezbollah a raíz de los continuos disturbios en ese país, afirmaron fuentes de inteligencia occidental al periódico Times de Londres.

Los oficiales occidentales precisaron que Damasco suministró a Hezbollah ocho misiles Scud D, que poseen un alcance de 700 kilómetros.

Los misiles tienen "una precisión de decenas de metros y ponen a Israel, Jordania y grandes extensiones de Turquía bajo el alcance de Hezbollah", señalaron las fuentes al diario.

Los oficiales puntualizaron que "se trata de la primera vez que una organización terrorista obtiene misiles de este tipo", considerados un "arma estratégica" que "la poseían solamente [algunos] ejércitos nacionales".

El rotativo Times también mencionó que los oficiales de inteligencia enfatizaron que Siria "estaba involucrada en una grave carrera armamentista", añadiendo que la transferencia de armas comenzó a partir del comienzo de la revolución en Egipto.

El rotativo francés Le Figaro informó, el mes pasado, que un importante arsenal de armas en Siria, destinado a Hezbollah, fue saqueado, distribuido y escondido en áreas urbanas densamente pobladas, incluyendo la ciudad sureña siria de Homs, y otras localidades en las afueras de Damasco.

Muchos organismos de inteligencia occidentales expresaron su temor de que Hezbollah traslade al Líbano el armamento avanzado que tiene depositados en territorio sirio por temor a que el régimen del presidente Bashar Asad esté a punto de colapsar.

Israel sostiene desde hace mucho tiempo que Hezbollah tiene misiles Scud almacenados en bases militares sirias. El primer ministro, Biniamín Netanyahu, le transmitió esta cuestión al primer ministro, Silvio Berlusconi, el año pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario