martes, 2 de agosto de 2011

Israel y Líbano intercambian disparos en la frontera norte


  • Presión constante sobre Israel para ceder territorio

  • Cuando Israel ceda a la presión internacional se iniciarán los últimos siete años de nuestra era


El Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) y las Fuerzas Armadas del Líbano intercambiaron disparos en la zona del Monte Dov, en el límite entre ambos países.

Se trata del primer choque armado desde los sucesos de la Nakba, en el cual una decena de manifestantes murieron y otros 112 resultaron heridos al tratar de infiltrarse ilegalmente en Israel a través la frontera.

Una investigación preliminar señala que las fuerzas libanesas abrieron fuego cerca de la aldea de Maián Baruj, porque pensaron que las tropas de Tzáhal habían cruzado el límite internacional.

Pero las fuentes militares israelíes insisten que sus tropas permanecieron del lado israelí de la frontera. Las fuentes precisaron que una fuerza de paracaidistas se encontraba patrullando la zona, en un vehículo militar, cuando repentinamente fue objeto de un ataque con disparos. Los paracaidistas devolvieron el fuego.

Ningún soldado israelí resultó herido en el enfrentamiento.

Tzáhal presentó una denuncia a UNIFIL, la fuerza internacional de la ONU, quejándose porque sus fuerzas fueron atacadas sin motivos.

Agencias de noticias libanesas afirman que el Ejército de Defensa de Israel abrió fuego contra una base militar del lado este de la frontera en una refriega que duró algunos minutos, y que las fuerzas de UNIFIL arribaron a la escena.

Hace cerca de un año, francotiradores del Ejército libanés asesinaron a un comandante de la reserva de Tzáhal durante un operativo en el límite norte. Dos soldados libaneses y un periodista de la misma nacionalidad también murieron en la escaramuza.

La frontera con el Líbano ha estado relativamente calma desde la guerra contra el grupo terrorista chií libanés Hezbollah, en 2006.

No hay comentarios:

Publicar un comentario