viernes, 20 de enero de 2012

El jefe de Estado Mayor de EEUU visita Israel con la mira puesta en Irán

  • ¿Preparativos para las guerras finales?
  • Israel se encuentra al borde de enfrentar conflictos de gran escala tal como los señalados en la Biblia para los tiempos del fin


El jefe de Estado Mayor estadounidense, general Martin Dempsey, llegó hoy a Israel en una visita oficial para "reforzar la cooperación" y con el trasfondo de supuestas divergencias entre Israel y EEUU en relación con un posible ataque a las instalaciones nucleares iraníes.

"Tenemos muchos intereses en común en la región en este tiempo tan dinámico y cuanto más podamos continuar implicando al otro, mejor será para todos", dijo el general norteamericano antes de reunirse con el ministro de Defensa, Ehud Barak, según informaron.

Dempsey visitó esta mañana el cuartel general de las fuerzas armadas de Israel en Tel Aviv donde se reunió con su homólogo, Benny Gantz y con otros altos mandos del Ejército además de con el titular de Defensa.

La visita se produce en un momento en que EEUU intenta coordinar las acciones y clarificar las intenciones de Israel respecto a un posible ataque a las instalaciones nucleares iraníes, que Jerusalén considera una "amenaza existencial".

Según el Ejército de Defensa de Israel, las conversaciones de Dempsey con los altos mandos militares del país abordarán el "refuerzo de la cooperación" entre ambos países y "los desafíos
de seguridad comunes que afrontan".

El jefe de Estado Mayor de EEUU se entrevistó igualmente con el primer ministro, Biniamín Netanhayu, y con el presidente, Shimon Peres, además de realizar una visita al Museo del Holocausto en Jerusalén.

Algunos funcionarios estadounidenses han expresado su preocupación en los últimos meses ante un eventual ataque unilateral de Israel contra Irán, una posibilidad con la que los medios israelíes especulan intensamente desde el pasado noviembre.

El ministro de Defensa, Ehud Barak, afirmó, sin embargo, esta semana que Israel "está muy lejos" de tomar esa decisión.

Esta semana se anunció igualmente que se posponían las maniobras militares conjuntas que Israel y EEUU tenían previsto realizar el próximo abril, lo que los analistas locales interpretaron como una medida de Washington para rebajar la tensión respecto a Irán.

Aún así, el primer ministro, Biniamín Netanyahu, consideró que las sanciones impuestas a Irán por la comunidad internacional son insuficientes para frustrar sus ambiciones nucleares.

"Mientras no haya sanciones efectivas al Banco Central de Irán y a la industria petrolera, no habrá ningún efecto sobre el programa nuclear", dijo Netanyahu en una reunión con el comité de Defensa y Asuntos Exteriores de la Kneset (Parlamento).

El jefe del Gobierno advirtió además de que el país debe reforzar sus capacidades de defensa contra ataques terrestres y aéreos en previsión de la posibilidad de un avance iraní sobre Irak.

No hay comentarios:

Publicar un comentario