sábado, 10 de marzo de 2012

“Israel no puede esperar mucho más con Irán”

  • Israel reconoce que se acerca un conflicto armado con Irán
  • Se alista el escenario del fin 


“Israel siempre debe reservarse el derecho a la autodefensa. Todos los días, abro los periódicos y leo acerca de las líneas rojas y plazos. Leo acerca de lo que supuestamente Israel tiene decidido o podría hacer.

Bueno, no voy a hablar con ustedes acerca de lo que Israel va a hacer o no hacer, nunca hablo de eso. Pero quiero hablar con ustedes acerca de los peligros de un Irán con armas nucleares. Quiero explicar por qué no se debe permitir a Irán que desarrolle armas nucleares.

El presidente Obama ha reiterado su compromiso para evitar que eso suceda. Dijo claramente que todas las opciones están sobre la mesa, y que la política estadounidense no es de contención. Israel tiene exactamente la misma política - Estamos decididos a impedir que Irán desarrolle armas nucleares, dejamos todas las opciones sobre la mesa, y la contención no es una opción.

El Estado judío no permitirá que aquellos que buscan nuestra destrucción posean los medios para hacerlo. Debe impedirse un Irán con armas nucleares. Sorprendentemente, algunas personas se niegan a reconocer que el objetivo de Irán es desarrollar armas nucleares. Ustedes ven, Irán dice que hace todo lo que está haciendo, que está enriqueciendo uranio para producir isótopos médicos.

Un país que construye instalaciones subterráneas nucleares, desarrolla misiles balísticos intercontinentales, fabrica miles de centrifugadoras, y absorbe agobiantes sanciones, está haciendo todo para promover... la investigación médica.

Así que si ve que un misil balístico intercontinental iraní está volando hacia un lugar cerca suyo, no tiene nada de qué preocuparse. Es sólo la elaboración de isótopos médicos. Si parece un pato, camina como un pato, y grazna como un pato, entonces ¿qué es? Así es, es un pato. Sin embargo, este pato es un pato nuclear. Y es tiempo que el mundo comience a llamar a las cosas por su nombre.

Afortunadamente, el Presidente Obama y la mayoría de los líderes del mundo entienden que la afirmación de que el objetivo de Irán no es el desarrollo de armas nucleares es simplemente ridícula. Sin embargo, aunque parezca increíble, algunos están dispuestos a aceptar una idea un poco menos absurda: que debemos aceptar un mundo en el que los ayatollahs tengan bombas atómicas. Claro, ellos dicen, Irán es cruel, pero no están locos. Son detestables pero se les puede disuadir.

Los líderes responsables no deberían jugar con la seguridad de sus países creyendo que los regímenes más peligrosos del mundo no van a usar las armas más peligrosas del mundo. Les prometo que como Primer Ministro, nunca voy a jugar con la seguridad del Estado de Israel. Irán llama a la destrucción de Israel, y trabajan para eso - cada día, todos los días.

Así es como se comporta Irán hoy en día, sin armas nucleares. Imaginen cómo se comportarán en el futuro, con armas nucleares. Irán será aún más temerario y mucho más peligroso.

Se ha hablado recientemente muchísimo sobre los costos de detener a Irán. Creo que es hora de que empecemos hablando de los costos de no detener a Irán. Un Irán con armas nucleares aumentaría dramáticamente el terrorismo, al suministrar a los terroristas un paraguas nuclear. Voy a tratar de explicarlo qué significa un paraguas nuclear.

Esto significa que los poderes de los aliados terroristas de Irán como Hezbollah y Hamas se animarán a atacar a Estados Unidos, Israel y a otros países, porque estarán respaldado por un poder que tiene armas atómicas. De esta manera, el terrorismo puede crecer diez veces.

Un Irán con armas nucleares podría estrangular el suministro de petróleo del mundo y concretar su amenaza de cerrar el Estrecho de Ormuz. Si Irán obtiene armas nucleares, se desatará una loca carrera por parte de Arabia Saudita, Turquía, y otros países para adquirir sus propias armas nucleares. La región más volátil del mundo se convertiría en un polvorín nuclear a punto de estallar. Y esta es la peor de todas las pesadillas, con las armas nucleares, Irán podría amenazarnos a todos nosotros con el terrorismo nuclear. Se podría colocar un dispositivo nuclear en un barco rumbo a cualquier puerto o en un camión aparcado en cualquier ciudad, en cualquier lugar del mundo.

Quiero que piense en lo que significaría tener armas nucleares en manos de aquellos que conducen a millones de extremistas que cantan “Muerte a Estados Unidos” y “Muerte a Israel”.

¡Cuando se piensa todo eso se llega a una conclusión simple: por el bien de nuestra prosperidad, por el bien de nuestra seguridad, por el bien de nuestros hijos, no debe permitirse que Irán adquiera armas nucleares! Por supuesto, el mejor resultado sería que Irán decidiera a abandonar su programa de armas nucleares pacíficamente. Nadie sería más feliz que el pueblo de Israel y que yo si Irán desmantelara su programa. Pero hasta ahora, esto no ha sucedido. Durante quince años, he estado advirtiendo que un Irán con armas nucleares es un grave peligro para mi país, para la paz y la seguridad del mundo entero.

Desde hace una década, la comunidad internacional ha tratado con la diplomacia. No ha funcionado. Durante seis años, la comunidad internacional ha aplicado sanciones. Eso tampoco ha servido. 

Agradezco los esfuerzos recientes del presidente Obama para imponer sanciones aún más duras contra Irán. Estas sanciones están dañando la economía de Irán, pero, por desgracia, el programa nuclear de Irán continúa avanzando.

Israel ha esperado pacientemente que la comunidad internacional resuelva este problema. Hemos esperado que la diplomacia actúe. Hemos esperado que las sanciones funcionen. No podemos darnos el lujo de esperar mucho más.

Como Primer Ministro de Israel, no voy a permitir que mi pueblo viva a la sombra de la aniquilación.
Algunos comentaristas tratan de hacernos creer que impedir que Irán consiga la bomba es más peligroso que permitir que tenga la bomba. Dicen que una confrontación militar con Irán podría socavar los esfuerzos ya en marcha, que sería ineficaz, y que podría provocar una respuesta aún más vengativa por parte de Irán. He escuchado antes estos argumentos. De hecho, los he leído antes. En mi escritorio, tengo copias de un intercambio de cartas entre el Congreso Judío Mundial y el Departamento de Guerra de Estados Unidos.

Aquí están las cartas:
Era el año 1944. El Congreso Judío Mundial le imploró al gobierno de Estados Unidos que bombardeara Auschwitz. La respuesta llegó cinco días más tarde. Quiero leérsela. Esta operación sólo puede ser ejecutada mediante la desviación de un considerable apoyo aéreo esencial para el éxito de nuestras fuerzas en otras partes... y en cualquier caso, sería de dudosa eficacia tal que no se garantiza el uso de nuestros recursos ...

Y, mis amigos, esta es la frase más notable de todas, y estoy citando:

Tal esfuerzo podría provocar una acción aún más vengativa por parte de los alemanes.Piense en - “una acción aún más vengativa” - que el Holocausto.

2012 no es 1944. El gobierno de Estados Unidos hoy en día es diferente. Lo ha escuchado en el discurso del Presidente Obama ayer. 

Pero aquí está mi punto de vista:
El pueblo judío es también diferente. Hoy tenemos un Estado propio. Y el propósito del Estado judío es la defensa de las vidas judías y para garantizar el futuro judío. Nunca más dejaremos de ser dueños del destino de nuestra propia supervivencia. Nunca más.

Es por eso que Israel siempre debe tener la capacidad de defenderse a sí mismo, contra cualquier amenaza.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario