martes, 20 de marzo de 2012

Sarkozy: La motivación antisemita del atentado de Toulouse es evidente

  • Antisemismo a niveles insospechados en una sociedad moderna
  • El escenario antisemista se describe en la Biblia como parte del escenario que enfrentará Jesús en la batalla final

El presidente de Francia y candidato a la reelección, Nicolas Sarkozy, afirmó que la motivación antisemita en el ataque contra un colegio judío de Toulouse (sur) es "evidente", y anunció que se ha elevado la alerta antiterrorista al máximo nivel en la región.

Un hombre armado disparó esta mañana indiscriminadamente contra la entrada del colegio judío Ozar Hatorah, en Toulouse, asesinando a un maestro y a tres niños e hiriendo a varias personas.

En una comparecencia en el Palacio del Elíseo, sede de la presidencia, Sarkozy indicó que las informaciones que le han transmitido las autoridades judiciales y policiales permiten afirmar que "una misma persona y una misma arma" mataron a tres militares la semana pasada y a las cuatro personas esta mañana en el colegio judío.

El jefe del Estado, que suspendió sus actos de campaña "al menos hasta el miércoles", día en que se enterrará a los tres militares asesinados la semana pasada, aseguró que "este acto odioso no puede permanecer impune" y que se han desplegado "absolutamente todos los medios disponibles" para capturar al responsable.

Sarkozy anunció que el plan de alertas antiterroristas "Vigipirate" ha sido elevado al máximo nivel, así como que 120 investigadores se encuentran ya en Toulouse y serán coordinados por el ministro del Interior, Claude Guéant.

El candidato conservador en los comicios presidenciales, previstos para abril y mayo, incidió en que "toda la República está movilizada para afrontar el drama", causado por una "motivación antisemita evidente".

"Sobre los militares, dos de confesión musulmana y otro procedente de las Antillas, no sabemos los motivos aunque podemos imaginar que se trata de racismo", indicó Sarkozy en su breve comparecencia ante los medios, en la que lamentó que "un loco, un asesino, un bárbaro" haya matado hoy a esos tres niños, menores de 10 años, y a un adulto.

El presidente francés afirmó que es la primera vez que se atenta en Francia contra un establecimiento escolar, e indicó que mantendrá "todos los días" reuniones con el primer ministro, François Fillon, para evaluar cómo afrontar este suceso, por el que mañana se guardará un minuto de silencio en todas las escuelas del país.

Dijo además no saber "las modalidades del entierro" de esas cuatro últimas víctimas, que según informó el Ministerio de Exteriores, serán transferidas a Israel "lo antes posible" y enterradas aquí.

Sarkozy añadió en esa intervención que este martes recibirá a los representantes de las comunidades judía y musulmana en Francia, para hacerles saber que "toda la República está a su lado para que todo el mundo pueda vivir su fe".

No hay comentarios:

Publicar un comentario