jueves, 17 de mayo de 2012

Aznar: Putin me dijo que "Israel se hará cargo de Irán"

  • Rumores de guerra en Medio Oriente
  • Se alista el escenario para las guerras del fin

El ex presidente del Gobierno español José María Aznar se entrevistó hoy en Jerusalén con el primer ministro, Biniamín Netanyahu, poco antes de dar una conferencia en la que instó a Irán a cesar el enriquecimiento de uranio, informaron a fuentes del Ejecutivo.

"El encuentro fue de carácter privado", dijo Mark Regev, portavoz del primer ministro, que declinó hacer comentarios sobre el contenido de la conversación, pero aseguró que Netanyahu "siempre se alegra de verle".

Amigos desde que ambos se encontraron al frente de sus respectivos gobiernos a finales de los noventa, los dos políticos suelen verse con periodicidad, particularmente durante las repetidas visitas de Aznar a Israel, al que suele desplazarse para dar conferencias o participar en foros internacionales sobre seguridad y diplomacia. En la que pronunció en el Jerusalem Center of Public Affairs, un "think-tank" dirigido por el ex embajador en la ONU Dore Gold, Aznar reveló que el líder supremo de Irán, el ayatollah Ali Khamenei, le dijo en 2001 que Israel era "un cáncer condenado a la desaparición" y que era inevitable una "confrontación abierta" con Estados Unidos e Israel en la que su país "prevalecería". "Israel era para él una especie de cáncer histórico y una anomalía, un país destinado a desaparecer", agregó en su presentación.

Aznar, que estuvo en el país menos de veinticuatro horas, respondió de este modo a las insistentes preguntas de algunos participantes sobre la interpretación de las amenazas proferidas en el pasado por Irán de "borrar a Israel del mapa" a la luz del programa nuclear que desarrolla. Aznar dijo que durante la conversación con Khamenei, éste le dijo que "una confrontación con Israel y Estados Unidos era inevitable", y que "él estaba trabajando para prevalecer en dicho enfrentamiento".

Según el ex presidente del Partido Popular, Khamenei mencionó que era necesario eliminar la amenaza que representa Israel "y eso significa obviamente la eliminación de Israel". Aznar también recordó un encuentro con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en el que éste le instó a no preocuparse de que Irán pudiera llegar a alcanzar la bomba nuclear porque "Israel se ocuparía del tema", justificando así la venta de misiles S300 rusos a Teherán. Tanto Netanyahu como otros dirigentes nacionales han advertido con bombardear Irán si este país sigue adelante con el programa nuclear al tiempo que exigen que todo el uranio enriquecido en su poder sea entregado a la comunidad internacional y su instalación de enriquecimiento en Qoms desmantelada.

En línea con esas demandas, Aznar instó hoy a Teherán a cesar el enriquecimiento y dar una "respuesta simple" al grupo 5+1 en las conversaciones de la semana que viene en Bagdad. "Los iraníes deben decir si están de acuerdo o si no lo están (...) Es un simple sí o no. Cualquier otra respuesta supondrá un riesgo de entrar en negociaciones sin fin que es muy peligroso", argumentó.

 Fundador en 2010 de la "Iniciativa de Amigos de Israel", un foro de ex mandatarios de todo el mundo para "luchar contra la campaña de deslegitimación de Israel y promover los derechos del país a la paz y seguridad entre sus vecinos", Aznar propuso hace unos años la integración del Estado judío en la OTAN para reforzar su seguridad.

sábado, 12 de mayo de 2012

Nasrallah: Hezbollah puede atacar cualquier lugar de Israel

  • La intención palestina es la desaparición de Israel
  • El escenario está listo para una ofensiva de grandes proporciones en contra de Israel
  • Cristo mismo defenderá a su pueblo en la batalla de Armagedón


El cabecilla de la organización terrorista libanesa chií Hezbollah, jeque Hassan Nasrallah, aseguró que los miembros de su grupo pueden bombarder cualquier objetivo en Israel, alegando que "los días en que nosotros huíamos, y ellos no, han terminado". "Hoy no sólo somos capaces de atacar a Tel Aviv como ciudad, si Dios quiere; sino que también somos capaces de bombardear objetivos específicos dentro de cualquier lugar de la Palestina ocupada", expresó Nasrallah en un discurso televisado desde su bunker.

Nasrallah habitualmente imparte sus arengas a través un video televisado desde su escondite porque teme que Israel lo elimine, en un ajuste de cuentas, por haber desatado la Segunda Guerra del Líbano, en julio de 2006. "Por cada edificio destruido en Dahiya (un barrio chií del sur de Beirut controlado por Hezbollah), un edificio de Tel Aviv será destruido", aseveró el líder del grupo pro-iraní. "Los días cuando nosotros éramos obligados a escapar de nuestros hogares, y ellos no debían huir de los suyos, han terminado", manifestó el jeque extremista islámico ante una exaltada multitud de simpatizantes que miraban su imagen en una pantalla gigante.

"Los días cuando nosotros teníamos miedo y ellos no, han terminado", declaró "Y les decimos: Ha llegado el momento en que nosotros permaneceremos y ustedes serán los que desaparecerán". Se trata uno de los discursos más duros de Nasrallah en el contexto de las crecientes tensiones en el Oriente Medio desencadenadas por la carrera nuclear de Irán.

Nasrallah habló en un evento para señalar la culminación de proyectos de renovación de barrios del sur de Beirut que fueron dañados durante los bombardeos israelíes en la guerra de 2006. Hezbollah reclama haber ganado esa contienda; a pesar de que el grupo sufrió grandes bajas y muchas áreas que estaban bajo su control en el Líbano resultaron gravemente dañadas.