miércoles, 5 de septiembre de 2012

Netanyahu: Una clara línea roja podría atenuar el conflicto con Irán

  • Toma fuerza el surgimiento de una vía diplomática para resolver el conflicto inminente
  • El escenario apunta al surgimiento del Anticristo que ofrecerá una falsa "paz y seguridad"
  • Israel está dispuesto a ceder territorio por paz
  • La entrega de territorio heredado divinamente dará inicio al "juicio de Dios a las naciones"
  • Dios arrebetará a la iglesia de Cristo poco antes o poco después de este falso acuerdo de paz

Una mayor resolución internacional para detener a Teherán y la expresión clara de una "línea roja" que si Irán llega a cruzar provocaría una contundente respuesta militar, reduciría la probabilidad que Israel se vea obligada a actuar militarmente, afirmó el primer ministro, Biniamín Netanyahu.

Sus comentarios desataron la especulación de que los gobiernos de Washington y Jerusalén están actuando tras las bambalinas para llegar a un entendimiento, por el cual el presidente norteamericano, Barack Obama, impondría a través de una declaración pública algún tipo de límites y de plazos a Irán; a cambio de que Israel se comprometa a no atacar las instalaciones atómicas de la República Islámica antes de las elecciones presidenciales estadounidenses en noviembre.

La peor amenaza que Israel enfrenta es "el proyecto de Irán de desarrollar capacidades nucleares", pero Teherán "no ve una clara línea roja por parte de la comunidad internacional" para detener su carrera hacia la bomba atómica, declaró el primer ministro ante una delegación norteamericana de la Fundación De Héroes a Héroes, que provee asistencia a los veteranos de guerra discapacitados.

"Este es un régimen brutal que está avanzando en una carrera nuclear", sostuvo Netanyahu. "No ve la resolución y determinación necesaria por parte de la comunidad internacional" subrayó el jefe del Ejecutivo. "A mayor resolución y líneas rojas más claras; menor probabilidad de que tengamos un conflicto", insistió en lo que se interpretó inmediatamente como un intento de atemperar los ánimos.

Por su parte, el presidente, Shimón Peres, advirtió que Israel es capaz de rechazar todas las amenazas "cercanas o lejanas", en una aparente referencia a Irán, y a sus aliados regionales, Siria y Hezbollah. Durante la entrega de los Premios de Seguridad de Israel, Peres llamó a los países enemigos a "abandonar la vía de la guerra y el terrorismo" para liberar al Oriente Medio del flagelo de la pobreza y los aprietos a través de la paz. "Nosotros no amenazamos a nadie y no nos asustan las amenazas de nadie", aseguró Peres. "Hemos conocido graves amenazas, en el pasado, y hemos salido victoriosos. Yo aconsejaría a nuestros enemigos a no subestimar nuestras capacidades tanto públicas como de las otras, ni en el pasado, ni en el presente, ni en el futuro".

No hay comentarios:

Publicar un comentario