lunes, 11 de marzo de 2013

Israel refuerza la frontera con Siria; por temor a ataques

  • Tensión en Oriente Medio se acrecienta por inestabilidad de Siria
  • Se acercan las guerras del fin


El Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) ha comenzado a reforzar su presencia en la frontera con Siria; tras las amenazas de los rebeldes sirios de recapturar las Alturas del Golán.

Mientras tanto, las fuerzas israelíes están abocadas a garantizar la seguridad a los trabajadores contratados que están construyendo una nueva valla fronteriza en esa zona.

Tzáhal está instalando también un nuevo sistema sensible de alarmas armadas con una fibra especial que enciende las sirenas al toque más leve.

La jefatura del Ejército ha esbozado un nuevo plan de funcionamiento para los soldados encargados de custodiar la frontera en vista de los avances rebeldes en la zona aledaña. La preocupación principal es ahora defender a los trabajadores que están a cargo de levantar la nueva frontera, ante posibles ataques, que podrían ser similares a los atentados terroristas que plagaron las obras en el límite con el Sinaí egipcio.

Unidades de combatientes fueron enviadas al Golán para apoyar a las fuerzas de la brigada Golani y las grupos de artillería patrullan activamente la zona. . En videos difundidos en internet, se puede ver a los rebeldes del lado sirio de la zona desmilitarizada del Golán. En uno de los videos se los puede observar disparando no lejos de la frontera siria-israelí, precisamente junto a un cartel que informa a los visitantes el estatus desmilitarizado del área "Estamos ahora en frente del Golán ocupado, la tierra bendita vendida por Hafez Asad", dice un rebelde en el video. "Durante cuarenta años, ni un solo disparo fue efectuado desde esta tierra. Durante cuarenta años ni un solo tiro fue disparado contra Israel".

Peres espera el proceso de paz se relance con la visita de Obama

  • La visita de Obama revive la lucha por la paz
  • El rapto de la Iglesia se espera poco antes o poco después de la firma de un "falso" acuerdo de paz y seguridad
  • El "Juicio de Dios a las Naciones" comenzará cuando los enemigos de Israel logren quitarle territorio que han heredado divinamente
El presidente, Shimon Peres, mostró su deseo de que el proceso de paz entre con los palestinos pueda retomarse con motivo de la visita que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, efectuará al país en los próximos días.

"Obama es un gran líder que busca la paz. Es nuestro amigo, es amigo de los árabes. Su visita es una gran oportunidad para retomar el proceso de paz", afirmó Peres en París, donde mantuvo un encuentro con su homólogo francés, François Hollande.

En este sentido, el presidente también se mostró confiado en que la formación de un nuevo Gobierno tras las elecciones del mes pasado pueda servir para retomar el diálogo con los palestinos. Peres afirmó compartir el análisis de su homólogo francés sobre la búsqueda de una solución que pase por la formación de dos Estados "que puedan convivir en paz y cooperar económicamente".

En este sentido, Hollande recordó que la Unión Europea presta el apoyo económico necesario para la creación de una Palestina independiente que, dijo, tiene que ser económicamente viable. El mandatario israelí mostró su confianza en poder cooperar con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, aunque denunció que el movimiento islamista Hamás ha "convertido la franja de Gaza en una base de terroristas".

Peres acusó a este movimiento de haber provocado la ruptura de las negociaciones, al tiempo que consideró a Abás "un socio serio que quiere buscar la paz".

Una de las pretensiones de Peres en su viaje a Europa, que le ha llevado a Bruselas, pasa por que la Unión Europa incluya al movimiento extremista chií libanés Hezbollah en la lista de organizaciones terroristas. Acusó a ese movimiento de estar detrás del atentado en el que fueron asesinados cuatro turistas israelíes y a un búlgaro en Bulgaria y de apoyar al régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, "un dictador terrible que está matando a su propio pueblo".

"Hezbollah es un peligro para la integridad del Líbano. Francia debe afrontar sus responsabilidades y liberar al Líbano de este peligro inútil", indicó Peres. En este sentido, Hollande se mostró más prudente y aseguró que hay que esperar el final de la investigación del atentado de Bulgaria para tomar una decisión, que se decidirá en el seno de la UE.

Los dos presidentes se mostraron de acuerdo en cuanto a la voluntad de impedir que Irán se dote de un arma nuclear, porque eso constituiría, según ambos, "una amenaza para la paz mundial". Hollande apostó por mantener la política de sanciones contra Teherán que, dijo, "está dando sus frutos" y no descartó "reforzarlas" si fuera necesario. Peres, por su parte, indicó que hasta ahora esas sanciones "han sido más eficaces de lo esperado", pero señaló que "no han sido suficientes", por lo que pidió que no se descarte ninguna opción en el futuro si Irán sigue avanzando en sus intentos de dotarse con el arma atómica.

jueves, 7 de marzo de 2013

La Unión Europea se rehúsa a sancionar a Hezbollah


  • Las alianzas de los enemigos de Israel
  • La solución de dos estados se observa cercana
  • La entrega de territorio por parte de Isarel a los palestinos marca el incio de los últimos siete años de historia de la humanidad (juicio de Dios a las naciones)

El presidente, Shimón Peres, urgió a la Unión Europea a sancionar al grupo libanés chií Hezbollah "por sus acciones terroristas" y por intervenir en Siria en apoyo del régimen de Bashar al Asad. "Si no se toman medidas contra Hezbollah, pueden pensar que se les permite hacer eso", advirtió Peres en una rueda de prensa en Bruselas junto al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

El presidente destacó que "Hezbollah está interviniendo en la guerra en Siria sin la aprobación del Gobierno libanés" y "nadie puede aceptar que ciudadanos libaneses sean forzados a ir a ayudar a un terrible dictador que mata a su propia gente". "Ya no es sólo terror, es una increíble intervención en una gran tragedia", insistió Peres, quien aseguró que las únicas opciones son sancionar al grupo o permitir sus acciones. "Sé que no es la intención de Europa permitir que los terroristas aterroricen", añadió.

El presidente se mostró confiado en que la organización extremista islámica libanesa sea "llamada al orden" y "pague" por sus acciones. No es la primera vez que Israel o Estados Unidos llaman a la UE a sancionar a Hezbollah, un paso que por ahora divide a los ambiguos Veintisiete, con países como el Reino Unido que defienden la medida y otros como Francia y España que hasta ahora no la han considerado adecuada.

Durao Barroso, junto a Peres, alegó que la inclusión de una organización en la lista europea de organizaciones terroristas requiere la "unanimidad de los Estados miembros", y defendió la necesidad de una "reflexión muy cuidadosa" sobre este tipo de casos por los "asuntos legales, de seguridad y políticos" que implican. Los Veintisiete han vuelto a poner sobre la mesa este año la posibilidad de declarar a Hezbollah como grupo terrorista, después de que la investigación de un atentado perpetrado el pasado julio en la ciudad búlgara de Burgas apuntase a la responsabilidad del grupo libanés.

Durao Barroso invocó que Bulgaria está trabajando con las autoridades libanesas para esclarecer totalmente el caso y aseguró que, una vez que se conozcan los responsables, se estudiarán las medidas adecuadas a escala europea. Para algunos observadores israelíes el alegato de Durao Barroso resultó algo insólito ya que la coalición que gobierna el Líbano está liderada por el propio Hezbollah.

El jefe del Ejecutivo comunitario recibió a Peres dentro de una gira del mandatario por Bélgica y Francia, en la que discute asuntos bilaterales y la situación en Oriente Medio. Barroso ofreció a Peres la ayuda de la UE para tratar de avanzar en el proceso de paz con los palestinos, pero llamó a Israel a evitar acciones que "minen la solución de dos Estados", como la expansión de los asentamientos.

Peres, por su parte, aseguró que Europa e Israel tienen la misma "estrategia general" de la solución de dos Estados, pese a que puedan tener "algunas diferencias sobre las tácticas". El presidente de Israel se mostró confiado en que las negociaciones de paz se puedan retomar pronto y tengan éxito, a pesar del "pesimismo" generalizado.

Respecto a la situación de la región, Peres destacó el peligro que supone el programa nuclear iraní y aseguró que "todas las opciones están sobre la mesa" para responder a esa amenaza, aunque subrayó que la política de sanciones está teniendo éxito. "Las sanciones están haciendo más de lo esperado", dijo Peres, quien consideró sin embargo que "no son suficientes para lograr los objetivos", por lo que instó a la comunidad internacional a insistir.

El presidente se reunió también con el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, quien en una declaración conjunta ante la prensa ofreció una cooperación más estrecha ante las "amenazas de seguridad del siglo XXI". Peres, por su parte, aseguró que la Alianza Atlántica se ha convertido en "el mejor instrumento para acabar con el terrorismo y hacer posible la paz en el mundo" y dijo que Israel se siente parte de la organización aunque no sea miembro.

Comandante de EEUU: "Las negociaciones con Irán no están funcionando"

  • Irán juega un rol desenquilibrante en las guerras del fin
  • El desarrollo nuclear de Iran será clave para el Regreso de Jesús con el fin de defender a su pueblo
  • Las guerras del fin se acercan

El jefe del Comando Central de Estados Unidos, general James Mattis (foto), manifestó que las sanciones económicas y los esfuerzos diplomáticos para detener la carrera nuclear Irán no están funcionando.

Mattis precisó que Teherán tiene un historial de negaciones y engaños, y que está enriqueciendo uranio más allá de cualquier fin pacífico creíble. El general Mattis apuntó ante el Comité de las Fuerzas Armadas del Senado que aún hay tiempo para emplear las sanciones y otras presiones para que Teherán entre en razón. Sin embargo, subrayó que la República Islámica está usando las negociaciones para ganar tiempo.

Cuando le preguntaron a Mattis si Washington podría poner a Irán de rodillas; el alto general declaró que Estados Unidos tiene varias maneras de lograrlo, incluso sin tener que llegar a un conflicto abierto. Mientras tanto, el Grupo 5+1 (EEUU, Rusia, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania) le exigió a Irán que las negociaciones sobre su programa nuclear se traduzcan en "resultados tangibles" a corto plazo.