jueves, 7 de marzo de 2013

La Unión Europea se rehúsa a sancionar a Hezbollah


  • Las alianzas de los enemigos de Israel
  • La solución de dos estados se observa cercana
  • La entrega de territorio por parte de Isarel a los palestinos marca el incio de los últimos siete años de historia de la humanidad (juicio de Dios a las naciones)

El presidente, Shimón Peres, urgió a la Unión Europea a sancionar al grupo libanés chií Hezbollah "por sus acciones terroristas" y por intervenir en Siria en apoyo del régimen de Bashar al Asad. "Si no se toman medidas contra Hezbollah, pueden pensar que se les permite hacer eso", advirtió Peres en una rueda de prensa en Bruselas junto al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

El presidente destacó que "Hezbollah está interviniendo en la guerra en Siria sin la aprobación del Gobierno libanés" y "nadie puede aceptar que ciudadanos libaneses sean forzados a ir a ayudar a un terrible dictador que mata a su propia gente". "Ya no es sólo terror, es una increíble intervención en una gran tragedia", insistió Peres, quien aseguró que las únicas opciones son sancionar al grupo o permitir sus acciones. "Sé que no es la intención de Europa permitir que los terroristas aterroricen", añadió.

El presidente se mostró confiado en que la organización extremista islámica libanesa sea "llamada al orden" y "pague" por sus acciones. No es la primera vez que Israel o Estados Unidos llaman a la UE a sancionar a Hezbollah, un paso que por ahora divide a los ambiguos Veintisiete, con países como el Reino Unido que defienden la medida y otros como Francia y España que hasta ahora no la han considerado adecuada.

Durao Barroso, junto a Peres, alegó que la inclusión de una organización en la lista europea de organizaciones terroristas requiere la "unanimidad de los Estados miembros", y defendió la necesidad de una "reflexión muy cuidadosa" sobre este tipo de casos por los "asuntos legales, de seguridad y políticos" que implican. Los Veintisiete han vuelto a poner sobre la mesa este año la posibilidad de declarar a Hezbollah como grupo terrorista, después de que la investigación de un atentado perpetrado el pasado julio en la ciudad búlgara de Burgas apuntase a la responsabilidad del grupo libanés.

Durao Barroso invocó que Bulgaria está trabajando con las autoridades libanesas para esclarecer totalmente el caso y aseguró que, una vez que se conozcan los responsables, se estudiarán las medidas adecuadas a escala europea. Para algunos observadores israelíes el alegato de Durao Barroso resultó algo insólito ya que la coalición que gobierna el Líbano está liderada por el propio Hezbollah.

El jefe del Ejecutivo comunitario recibió a Peres dentro de una gira del mandatario por Bélgica y Francia, en la que discute asuntos bilaterales y la situación en Oriente Medio. Barroso ofreció a Peres la ayuda de la UE para tratar de avanzar en el proceso de paz con los palestinos, pero llamó a Israel a evitar acciones que "minen la solución de dos Estados", como la expansión de los asentamientos.

Peres, por su parte, aseguró que Europa e Israel tienen la misma "estrategia general" de la solución de dos Estados, pese a que puedan tener "algunas diferencias sobre las tácticas". El presidente de Israel se mostró confiado en que las negociaciones de paz se puedan retomar pronto y tengan éxito, a pesar del "pesimismo" generalizado.

Respecto a la situación de la región, Peres destacó el peligro que supone el programa nuclear iraní y aseguró que "todas las opciones están sobre la mesa" para responder a esa amenaza, aunque subrayó que la política de sanciones está teniendo éxito. "Las sanciones están haciendo más de lo esperado", dijo Peres, quien consideró sin embargo que "no son suficientes para lograr los objetivos", por lo que instó a la comunidad internacional a insistir.

El presidente se reunió también con el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, quien en una declaración conjunta ante la prensa ofreció una cooperación más estrecha ante las "amenazas de seguridad del siglo XXI". Peres, por su parte, aseguró que la Alianza Atlántica se ha convertido en "el mejor instrumento para acabar con el terrorismo y hacer posible la paz en el mundo" y dijo que Israel se siente parte de la organización aunque no sea miembro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario