sábado, 20 de abril de 2013

Giro dramático ante Irán: EEUU vende a Israel aviones de reabastecimiento

  • Se acortan los plazos para las guerras del fin
  • Carrera armamentista en Medio Oriente


El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, llega hoy al país no solamente para discutir la carrera nuclear iraní y la guerra civil en Siria; sino también para ultimar los detalles de la venta de armas que le permitirán a Israel aumentar sus capacidades para un eventual ataque aéreo a distancias remotas.

Por primera vez, Washington le permitirá a Israel adquirir aviones cisterna para el reabastecimiento en vuelo y otros equipos militares ultra sofisticados que podrían ser vitales en cualquier ataque contra las instalaciones nucleares de la República Islámica.

La compra incluye un número no revelado (probablemente una decena) de
aviones cisterna KC-135 Stratotanker para el reabastecimiento en vuelo. Anteriormente, Estados Unidos se había negado a aprobar esta venta a Israel. Según el Canal 2 de la televisión, la venta implica un "cambio de política… el indicio de un entendimiento entre ambos país con respecto a la posibilidad de que Israel procure [el consentimiento de Washington para] un ataque a Irán".

Los nuevos aviones cisterna KC-135 "le permitirían a los aviones de combate israelíes permanecer en el aire mucho más tiempo para realizar cualquier misión de largo alcance – como un ataque contra Irán", señala el diario New York Times. Israel también adquirirá el V-22 Osprey (águila pescadora), una aeronave polivalente catalogada como convertiplano o de rotores basculantes que puede despegar y aterrizar verticalmente como un helicóptero y luego volar como un avión a la velocidad de un Hércules. Será la primera vez que este tipo de aeronaves es vendido a un país extranjero.

"Israel podría usar los Osprey para patrullar sus fronteras, sus costas y el mar, y para transportar sus tropas a áreas problemáticas", explica el periódico neoyorkino.

La Fuerza Aérea también adquirirá radares avanzados para sus aviones de combates y misiles de precisión diseñados especialmente para detectar las señales de los radares de la defensa antiaérea y destruir esos sitios. Hagel se entrevistará con su homólogo, Moshé Yaalón, aunque la venta ya había sido acordada durante al mandato del antecesor de éste último, Ehud Barak. El acuerdo forma parte de un paquete más amplio de 10 mil millones de dólares de ventas de Estados Unidos a Israel, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes, para reforzar las capacidades de sus aliados frente a Teherán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario