miércoles, 29 de mayo de 2013

Livni: La paz implicará dolorosas concesiones para Israel

  • Se intensifican las voces que buscan un "falso" acuerdo de paz y seguridad
  • Israel es presionado a intercambiar territorio por paz
  • La entrega de territorio por parte de Isarel marcará el inicio del "juicio de Dios a las naciones" por quitarle el territorio que Dios le entregó por heredad perpetua

La ministra de Justicia y encargada de las negociaciones con los palestinos, Tzipi Livni, afirmó que la paz basada en la solución de dos estados implicará "dolorosas concesiones" pero consideró que es "la única vía" para la continuidad del país como un Estado judío y democrático.

En un encuentro con diplomáticos y corresponsales extranjeros en Jerusalén cuando se habla de la posibilidad de reanudar el proceso de paz en pocas semanas, Livni reconoció que el tiempo "corre en contra de la solución de dos estados". "Cada día que pasa sin una solución al conflicto o sin negociaciones para algunos es una victoria, pero esos son afortunadamente una minoría en Israel", afirmó la responsable del proceso de paz, que se ha reunido hasta en cuatro ocasiones con el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, en los últimos cinco días.

El pasado viernes, tras visitar por cuarta vez la región desde que llegó al cargo, Kerry dijo que esperaba respuestas de la parte palestina e israelí a sus últimos esfuerzos en el plazo de una o dos semanas y les instó a tomar las "necesarias decisiones difíciles" para posibilitar la reanudación de las conversaciones, en suspenso desde septiembre de 2010. "Espero que iniciemos estas negociaciones en un próximo futuro", dijo hoy Livni, aunque señaló que "todavía hay cosas por cerrar" antes de volver a sentarse a la mesa con los palestinos.

La ministra admitió que Israel debe elegir entre las opciones "menos malas" y advirtió de que un futuro acuerdo implicará "dolorosas concesiones para todos y cada uno de los ciudadanos israelíes", pero recalcó que la paz "es necesaria". "Está claro que tendremos que tomar algunos riesgos pero serán riesgos calculados", afirmó Livni tras subrayar que la "seguridad de Israel debe ser preservada en las negociaciones".

Livni, ministra de Exteriores entre 2006 y 2009, ejerció como jefa de la oposición durante la pasada legislatura tras ser incapaz de formar gobierno pese a ser la líder del partido más votado, el centrista Kadima. En las últimas elecciones del pasado enero consiguió con su nueva formación, Hatnuá, sólo seis diputados, que sin embargo le sirvieron para convertirse en uno de los socios clave de la nueva coalición de gobierno formada por el primer ministro, Biniamín Netanyahu.

Livni destacó que su papel en el nuevo Ejecutivo es "poner de nuevo la paz como parte de la agenda", después que aquella haya estado ausente del debate político y social durante los últimos años. A su juicio retomar las negociaciones puede además contribuir a cambiar el proceso de "deslegitimización" que afronta Israel ante la comunidad internacional.

"Perder legitimidad reduce las posibilidades de defenderse a sí mismo", afirmó frente a quienes argumentan que un acuerdo con los palestinos podría poner en riesgo al país, como aseguró ayer su colega en el Gobierno y ministro de Economía, Naftali Bennett, líder del partido religioso nacional Habait Hayehudí. La ministra destacó que las negociaciones necesitan dar respuesta a "todas las cuestiones", entre ellas las de fronteras, refugiados, seguridad, agua y Jerusalén.

"Es la única manera de acabar con el conflicto", aseveró antes de recalcar que es preciso que los palestinos digan claramente que el acuerdo "será el final del conflicto". En este sentido, instó a la comunidad internacional y especialmente a Europa a poner a un lado y "no hacer más fuerte" a Hamás, que "no es un socio para la paz y no está dispuesto a reconocer la existencia de Israel". "Hay un elefante en la habitación que es la franja de Gaza", dijo y aseguró que sólo aceptarán que ésta sea parte del Estado palestino si no está controlada por grupos violentos o terroristas.

Respecto a la cuestión de los llamados "refugiados", afirmó que el futuro Estado palestino deberá acogerles y descartó que estos puedan dirigirse a lo que es actualmente Israel. Livni insistió en que tiene que haber un "equilibrio" entre los asuntos que se negociarán en primer lugar antes de iniciar las conversaciones propiamente dichas. "Si ellos quieren hablar sobre fronteras primero, habrá que hacerlo también sobre la seguridad de Israel en primer lugar", subrayó en referencia a la insistencia palestina en que la parte israelí presente un mapa con los límites de su futuro Estado antes de entrar en otra cuestión.

"La alianza de Irán y Venezuela es muy sólida"

  • Los nexos que unen las guerras del fin con América Latina
  • Las alianza de los enemigos de Israel se estrechan
El ministro de Exteriores iraní, Ali Akbar Salehi, aseguró que las relaciones entre Irán y Venezuela están "profundamente enraizadas", durante una reunión en Teherán con el vicecanciller venezolano David Velásquez.

Salehi afirmó que con la presidencia de Nicolás Maduro como sucesor del fallecido Hugo Chávez en Venezuela "se abre un nuevo capítulo" en el que reforzar las relaciones bilaterales. Para Salehi, "las relaciones políticas entre los dos países son las mejores posibles y podemos ampliarlas en campos como el comercial, el económico y el industrial".

Velásquez recordó que el nuevo Gobierno es seguidor de la línea de Chávez y aseguró que con Irán seguirán la misma trayectoria ya marcada, también precisó que uno de los objetivos de Maduro es ampliar las relaciones económicas y comerciales. "Ustedes tienen un buen socio y aliado en América Latina", dijo en referencia a Venezuela Velásquez, viceministro de Exteriores para Oriente Medio, Asia y Oceanía del Gobierno de Caracas.

Chávez y el actual presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, mantuvieron una fuerte relación personal y política que sirvió de base a la ampliación de los lazos de Irán con Venezuela y otros países latinoamericanos, especialmente con Bolivia, Nicaragua, Ecuador y Cuba.

Velásquez llegó a Teherán para participar en la conferencia sobre Siria en la capital de Irán, cuyo Gobierno ha señalado que han invitado 40 países y organizaciones regionales e internacionales para buscar una solución política y acabar con la violencia en ese país árabe. La reunión pretende ser continuación de las dos anteriores sobre Siria organizadas por Irán, a las que han acudido, entre otros, la ONU, Rusia, China, la India e Irán y algunos países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), que también asistirán en esta ocasión.

jueves, 23 de mayo de 2013

"Netanyahu es serio sobre la paz"

  • Se relanzan las conversaciones de paz en Medio Oriente
  • La presión mundial sobre Israel para que alcance un "Falso" acuerdo de paz y seguridad
  • El objetivo es que Israel intercambie territorio por paz
  • La firma de este acuerdo marca el regreso de Jesús

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, aseguró al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, que tiene voluntad para negociar la paz con los palestinos, en un encuentro que ambos celebraron en Jerusalén.

"Sobre todo, lo que queremos es reiniciar las conversaciones de paz con los palestinos (..) Es algo que yo quiero, es algo que usted quiere y es algo que espero que los palestinos quieran también", dijo Netanyahu antes de comenzar la reunión.

En un comunicado difundido por su oficina Netanyahu afirmó que "cuando hay voluntad, es posible encontrar el camino". La entrevista con el primer ministro abrió la agenda de trabajo de la que es la cuarta visita a la zona de Kerry desde que asumió el cargo en enero.

El secretario de Estado norteamericano, que el martes comenzó en Omán y Jordania esta nueva gira internacional, trata de reactivar las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos, paralizadas deliberadamente por la Autoridad Palestina desde septiembre de 2010 a tras una moratoria en la construcción de asentamientos que Israel había declarado diez meses antes.

Por ahora, EEUU no ha revelado sus planes para conseguir este objetivo, que se inspiran en una doble estrategia para impulsar las relaciones económicas como medida de confianza entre las partes, por un lado, y la apertura de un diálogo político, por el otro. El jefe de la diplomacia estadounidense, que estará en la zona unas veinticuatro horas, se reunió en Ramallah con el presidente palestino, Mahmud Abbas, y luego tendrá un encuentro en Jerusalén con el presidente, Shimón Peres.

A ambos, Kerry verá también en Jordania el próximo domingo en el marco de los debates del Foro Económico Mundial, en el que no se descarta una entrevista entre Peres y Abbas. Netanyahu adelantó que en la reunión iban a hablar también del programa nuclear de Irán, después de que el Senado de EEUU aprobase por unanimidad una resolución mediante la cual llama al fortalecimiento de las sanciones contra Irán tanto por parte de Washington como a nivel internacional.

En la resolución, el Senado expresó también su apoyo a Israel en caso de sufrir un ataque iraní. "Quiero felicitar al Comité de Exteriores del Senado por elevar las sanciones contra Irán", dijo Netanyahu a Kerry. La situación de la guerra civil en Siria, que amenaza con expandirse a un enfrentamiento armado con Israel en la meseta del Golán, fue otro de los temas en la agenda de ambos dirigentes. "No hay duda que se trata de un problema difícil, complejo, una pendiente muy empinada", dijo Kerry a Netanyahu durante la reunión, según el diario Yediot Aharonot. "Lo que ocurre en Siria está traspasando (fronteras) hacia Jordania, Líbano... y no hay duda que Israel también se ve afectada", agregó.

El régimen de Damasco admitió, por primera vez en décadas, que sus fuerzas habían atacado a una patrulla israelí en una agresión al que el Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) respondió con el disparo de un misil que hizo blanco sobre el origen de los disparo y advertencia de "hacer pagar" a Bashar al Assad un alto precio. El aparato de Defensa no descarta una intervención militar si la inestabilidad en Siria amenaza la seguridad de Israel, bien a través de ataques transfronterizos premeditados -en los últimos meses cayeron en los Altos del Golán proyectiles de mortero erráticos- o por el traslado de armas sofisticadas del arsenal sirio a grupos terroristas como Hezbollah.

A principios de mayo, en un ataque atribuido a la Fuerza Aérea de Israel por Siria y por fuentes diplomáticas occidentales, aviones de guerra destruyeron varios depósitos de misiles iraníes Fateh 110 alrededor de Damasco, destinados a Hezbollah (Hizb Allah o el "Partido de Dios". Kerry criticó el abastecimiento de Rusia a Siria de misiles antiaéreos S-300 porque, consideró, "desestabilizan la región".

Senado legisló que EEUU apoyará Israel si ataca a Irán

  • Crece tensión en Medio Oriente
  • Aún EEUU dejará sólo a Israel en las batallas del fin

El Senado de Estados Unidos aprobó por unanimidad una resolución mediante la cual llama al fortalecimiento de las sanciones contra Irán tanto por parte de Estados Unidos como a nivel internacional y en la que apoya expresamente a Israel en caso de sufrir un ataque de la República Islámica.

El senador republicano por Carolina del Sur Lindsey Graham y el demócrata por Nueva Jersey Robert Menéndez presentaron la resolución, que reafirma el apoyo de Estados Unidos a Israel y reconoce la amenaza que un Irán nuclear plantearía a Occidente.

"Nuestro presidente (Barack Obama) dijo en 2012 que su gobierno respalda a Israel. Esta es una oportunidad para que el Senado también le demuestre su apoyo", dijo Graham antes de la votación. La resolución apoya la plena aplicación de las sanciones estadounidenses e internacionales contra Irán, algo que Graham consideró que se ha ido haciendo demasiado lentamente. "Se trata de evitar que Irán obtenga un arma nuclear. Si Irán no puede vender su petróleo y no tiene ingresos, no será capaz de construir un arma nuclear", dijo el senador republicano por Dakota del Norte John Hoeven.

"Si Israel se ve obligado a emprender una acción militar en defensa propia contra el programa nuclear de Irán, el gobierno de EE.UU. debe proporcionar a Israel apoyo diplomático, militar y económico", dice la resolución, que apunta expresamente que no es una declaración de guerra. Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, dijo que su comité seguirá considerando otras opciones, entre ellas el aumento de la presión militar, con el fin de impedir que Irán obtenga un arma nuclear.

Estados Unidos ya ha implementado paulatinamente severas sanciones económicas contra la República Islámica ante la amenaza de su capacitación nuclear para propósitos militares.