martes, 27 de agosto de 2013

La crisis en Siria ¿Esta descrito en la Biblia como un suceso importante para el regreso de Jesucristo?



Hay un enfrentamiento final que está a punto de suceder entre una parte de los enemigos de Israel y el mismo Israel.

Cuando estudiamos la batalla que sucederá en “La gran tribulación” en donde Gog y Magog, unidos a otras naciones enemigas de Israel en una alianza diabólica atacarán a Israel, encontramos la ausencia bíblica de históricos enemigos de Israel que viven en los actuales límites territoriales de Israel como Hezbollá, Hamás, Jordania, El Líbano, Egipto, Siria. Podemos por tanto preguntarnos, ¿Por qué estos históricos y declarados enemigos no toman partido en la batalla final? La escritura nos revela la razón. Estos grupos terroristas y parte de las naciones vecinas a Israel que les albergan serán destruidos por Israel antes de la batalla de Armagedón.

Esta batalla es inminente e involucrará a los grupos terroristas antes mencionados junto a Jordania, El Líbano, una parte de Egipto, una parte de Arabia Saudita y Siria.

¿Cómo sabemos esto?

Leemos en el Salmo 83.3-5:

“Contra tu pueblo han consultado astuta y secretamente, Y han entrado en consejo contra tus protegidos.
Han dicho: Venid, y destruyámoslos para que no sean nación, Y no haya más memoria del nombre de Israel.
Porque se confabulan de corazón a una.
Contra ti han hecho alianza.”


Este Salmo es una profecía antigua, escrita hace unos 3.000 años por el profeta Asaf. Escrito en un tiempo en donde Israel experimentaba un poder connotado, su carácter terrible la presentaba como una profecía extemporánea. Israel tenía a su Rey David, tenía el territorio y estaban anexando más territorio, al mismo tiempo que las cosechas eran más abundantes que nunca. Es entonces cuando aparece el profeta Asaf y señala que a los judíos se les atacará en un intento de destruirlos completamente como nación.

Asaf, que también era el líder principal de la alabanza en el Templo, era reconocido como un profeta, que veía visiones, autor de 12 Salmos, siendo el Salmo 83 el más profético de todos.

¿Qué dice específicamente el Salmo 83?

Dice que se va a generar una confederación de estados árabes (personas de fe musulmana) que comparten una frontera común con Israel en un intento de destruir el nombre de Israel para siempre. Querrán tomar las posesiones de Israel, su tierra y llamar a ese nuevo estado Palestina.

Lo interesante de esto es que este acontecimiento debiera suceder en este momento histórico.

A la luz del Salmo 83 sabemos que estas naciones enemigas serán derrotadas por las fuerzas de defensa Israelíes en esta batalla que veremos antes del rapto de la iglesia:

“Dios mío, ponlos como torbellinos, Como hojarasca delante del viento.
Como fuego que quema el monte, como llama que abrasa el bosque.
Persíguelos así con tu tempestad y atérralos con tu torbellino.
Llena sus rostros de vergüenza, Y busquen tu nombre oh Jehová.
Sean afrentados y turbados para siempre, sean deshonrados y perezcan.
Y conozcan que tu nombre es Jehová; Tú sólo altísimo sobre toda la tierra.”
Salmo 83.13-18

Al considerar este punto entendemos por qué históricos enemigos de Israel no tomarán parte de el ataque de naciones poderosas contra Israel en Armagedón. La razón, reiteramos, es que serán destruidas antes por Israel y sus territorios será anexados a Israel para delimitar el Israel con los límites que Dios les prometió, que va desde el río Eufrates hasta Egipto y desde al mar hasta el desierto, territorio que hoy está ocupado por diferentes naciones.

Coincidentemente todas las naciones mencionadas en el Salmo 83 son exactamente las mismas naciones que hacen fronteras con Israel y que odian al pueblo de Dios.

¿Cómo sabemos que esta guerras se librará antes del rapto de la Iglesia y de la batalla de Gog y Magog (Rusia, Irán y otros enemigos de Isarel)?

La base para entender que el próximo acontecimiento profético será la batalla de Israel con sus vecinos, es comprender que la importante profecía de Ezequiel 38 y 39 describe a un Israel diferente al que nosotros conocemos en la actualidad. Indica las siguientes características:

1.     Se trata de un Israel que vive el retorno de judíos a su territo
rio
2.     Los judíos viven en el centro del territorio
3.     Los Judíos viven en una tierra con un sentimiento de seguridad
4.     Los enemigos tales como Gog y Magog vienen con el objetivo de saquear sus riquezas

Claramente en este momento Israel no posee la magnitud territorial ni económica que describe la escritura en Ezequiel. Tampoco vive en paz ni con un sentimiento de seguridad. De igual forma no habita en la parte central del país, como lo señala la profecía. Esto nos permite entender que la profecía habla de un Israel más grande que el que hoy conocemos.

¿Cómo se relaciona el actual conflicto en Siria con la batalla descrita en el Salmo 83?

Inevitablemente los últimos sucesos en Siria llevarán más temprano que tarde a una confrontación en donde los vecinos de Israel verán su oportunidad de levantarse con el pueblo de Dios y concretar un antiguo anhelo: borrar a Israel del mapa.

Israel empleará todo su potencial para defenderse lo que finalmente concluirá en la concreción del Salmo 83.

¡Despierta! El regreso de Cristo está cerca.

miércoles, 7 de agosto de 2013

"Jefe del Ejército de EEUU viaja a Israel para frenar un eventual ataque a Irán"


  • Suenan tambores de guerra en Medio Oriente ¡Se avecinan las guerras del fin!
  • Irán jugará un rol preponderante en las batallas libradas durante la "gran tribulación"
  • Los países se preparan para la confrontación con implicancias mundiales que señala la Biblia se producirá en Armagedón



El general Martin Dempsey, comandante del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, arribará al país la semana próxima como invitado especial del jefe del Estado Mayor de Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal), Benny Gantz.


Dempsey también se reunirá con el primer ministro, Biniamín Netanyahu, y el ministro de Defensa, Moshé Yaalón.

Ambas partes discutirán la estrecha cooperación militar entre ambos países y evaluarán el desarrollo de la guerra civil siria, incluyendo los informes difundidos en Estados Unidos que han atribuido a la Fuerza Aérea de Israel bombardeos "quirúrgicos" en el país árabe vecino.
Dempsey también discutirá la posibilidad de un ataque israelí contra las instalaciones nucleares de Irán, a la luz de las últimas declaraciones del primer ministro en una entrevista ofrecida a la cadena de noticias norteamericana CBS. "Irán se está moviendo lentamente hacia la bomba", dijo Netanyahu. "No esperaré a que sea demasiado tarde".

"Vamos a tener que enfrentar esta cuestión sobre cómo detener a Irán, tal vez antes que Estados Unidos no lo haga", expresó


Al tratar de fundamentar la liberación de terroristas palestinos en el marco de las renovadas negociaciones con la Autoridad Palestina, el ministro de Defensa, Moshé Yaalon, aludió a un contexto regional más amplio. "Hubo muchas consideraciones estratégicas que podrían ser revelados en el futuro", apuntó. Algunos analistas especularon que los comentarios de Yaalón podrían se referían al programa nuclear iraní.



Dempsey visitó Israel el año pasado en el contexto de discusiones sobre la eventualidad de un ataque a Irán. Los estadounidenses creen que quienes toman las decisiones en Israel sienten un exceso de confianza tras los exitosos ataques reportados en Siria.

También se estima que los funcionarios israelíes están convencidos de que la capacidad de represalia de Irán ha disminuido debido a que las posiciones de Hezbollah y Siria se han debilitado en la guerra civil.





jueves, 1 de agosto de 2013

Israel y los palestinos cierran plan para llegar a acuerdo de paz en nueve meses



  • Se pone nuevo plazo al logro de un "acuerdo de paz y seguridad"
  • El logro de un falso acuerdo de paz se sustenta sobre la base de que Israel ceda territorio que le ha sido heredado divinamente
  • Cuando Israel ceda territorio se dará inicio al "juicio de Dios a las naciones"
  • El rapto de la iglesia se producirá poco antes o poco después de la firma definitiva de este tratado


Negociadores israelíes y palestinos cerraron en Washington un plan de trabajo para alcanzar un acuerdo de paz en los próximos nueve meses, sin dejar fuera ninguno de los asuntos más conflictivos y con la intención de entrar de lleno en las negociaciones antes de mediados de agosto.


Tras dos días de reuniones auspiciadas por el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, en su papel como mediador durante el proceso, los jefes negociadores israelí, Tzipi Livni, y palestino, Saeb Erekat, se mostraron comprometidos con el nuevo diálogo directo, el primero desde 2010.

"Las partes han acordado seguir implicadas en negociaciones sostenidas, continuas y sustantivas en los asuntos clave, y volverán a encontrarse en algún momento de las próximas dos semanas en Israel o los territorios palestinos con el fin de comenzar el proceso de negociación formal", dijo Kerry.

"Nuestro objetivo será lograr un acuerdo para un estatus final a lo largo de los próximos nueve meses", agregó.

El acuerdo implica que "todos los asuntos relacionados con el estatus final, todos los asuntos clave, estarán sobre la mesa para ser negociados", según indicó Kerry; mientras que Erekat aseguró que "se resolverán todos los asuntos, sin excepciones".

Si bien no enumeraron esos temas, se espera que el diálogo incluya la cuestión de las fronteras, la de la seguridad, el tema de Jerusalén, el establecimiento de un futuro Estado palestino, además de los asentamientos israelíes y el asunto de los llamados "refugiados palestinos" de 1948 y sus descendientes.

"Una solución viable de dos estados es la única forma de que este conflicto pueda acabar. Y no hay mucho tiempo para lograrlo", alertó Kerry, que se negó a "dejar el problema para otra generación".

"Entiendo el escepticismo de algunos, pero no lo comparto. Y no creo que tengamos tiempo para ello", añadió.

En el mismo sentido se expresó Livni, quien aseguró que "la historia no la hacen los cínicos, sino los realistas que no temen soñar", y reveló que Israel está "esperanzado" por el diálogo pero "no puede permitirse ser ingenuo".

"Puedo asegurarles que en estas negociaciones, nuestra intención no es discutir sobre el pasado, sino crear futuro", afirmó la ministra de Justicia Erekat, por su parte, consideró que "nadie se beneficiaría más del éxito de esta iniciativa que los palestinos", ya que "es hora de que los palestinos tengan un Estado soberano propio y puedan vivir en paz y con dignidad".

Livni y Erekat se reunieron con el presidente de EE.UU., Barack Obama, y el vicepresidente Joseph Biden, además de con Kerry y el nuevo enviado especial estadounidense para el proceso de paz, Martin Indyk.

Obama, quien después de su viaje a Israel en marzo se había mantenido al margen del proceso, "expresó su apoyo personal a las negociaciones para un estatus final y subrayó que hay mucho que hacer en los días y meses siguientes", apuntó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Los negociadores mantuvieron, además, una reunión cara a cara y a solas, según informó el Departamento de Estado.

En su discurso, Kerry subrayó la necesidad de garantizar la seguridad en los dos futuros Estados, y adelantó que el Gobierno israelí "tomará, en los próximos días y semanas, una serie de pasos para mejorar las condiciones (de seguridad) en Gaza y Cisjordania".

Esa medida, de la que Kerry no dio más detalles, sería el segundo paso que da Israel para generar confianza en el reinicio de las negociaciones, tras el anuncio de este fin de semana de que liberará a 104 terroristas palestinos encarcelados antes de 1993.

El titular de Exteriores de EE.UU. confió, además, en que la "economía palestina se transforme" gracias al plan diseñado junto al Cuarteto para Oriente Medio y anunciado en mayo para activar un paquete de inversión de hasta 4.000 millones de dólares a las arcas palestinas, siempre que haya avances en el proceso de paz.

Se espera que a partir de ahora Kerry delegue en Indyk el día a día de las negociaciones, y será ese enviado especial quien viaje a menudo a la región en su lugar, por lo que probablemente asistirá a la nueva reunión programada para las próximas dos semanas.

No obstante, Kerry será "el único autorizado a comentar públicamente sobre las conversaciones, en consulta con las partes", según anunció él mismo.

Las partes acordaron mantener el contenido de las negociaciones "confidencial", subrayó Kerry, y advirtió que no habrá más "anuncios sobre reuniones" a partir de ahora.