domingo, 2 de noviembre de 2014

Israel alcanza una “marca profética”

Por primera vez, más de seis millones de judíos viven en el Estado de Israel desde 1948 que se produjo su "renacimiento".

Los judíos de todo el mundo celebraron el Rosh Hashaná, el Año Nuevo del calendario judío, a la vuelta del 24 al 25 de septiembre. La llegada del año 5775 trae un número considerado profético. La población de Israel llegó a 9 millones, según el informe de la Autoridad de Población e Inmigración.
Sólo el crecimiento natural de la población no permite esto.
En el último año nascieron 176.230 bebés en Israel. Sólo este año cerca de 25.000 judíos emigraron a Israel desde diferentes partes del mundo.
La emigración de judíos de Francia y Ucrania por causa del antisemitismo y la guerra, han contribuido a un éxodo. Sin embargo, por primera vez, más de seis millones de judíos viven en el Estado de Israel desde 1948 que se produjo su “renacimiento”.
Los otros tres millones son musulmanes y cristianos. Casi la mitad son árabes israelíes que viven en sus propias comunidades en territorios palestinos (Cisjordania y Gaza). Actualmente Nazaret es la ciudad árabe más grande en el país. En Jerusalén, viven cerca de 200 mil musulmanes, es decir, el 33% de la población en la ciudad. La minoría cristiana (2%) se encuentra dispersa por todo el país.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu dijo que el índice de la población de Israel es una evidencia de su victoria sobre el Holocausto y de los que trataron de destruir al pueblo judío a través de los tiempos. “Por primera vez en la historia de Israel, más de seis millones de judíos viven aquí. Este número tiene un gran significado a la luz de la historia de nuestro pueblo en el siglo pasado y el presente”, dijo Netanyahu.
Para varios ministerios que estudian la profecía, la migración es el cumplimiento de las promesas bíblicas. En particular, citan Ezequiel 36: 24: “Y yo os tomaré de las naciones, y os recogeré de todas las tierras, y os traeré a vuestro país”.

Resurgimiento de río en Israel podría ser el cumplimiento de una profecía

Algunos expertos creen que el río tiene que ver con la promesa de Isaías 35: 1, 6-7: "Se alegrarán el desierto y la soledad;…. porque aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad…. el lugar seco se convertirá en estanque...".

El sitio web Revelation Daily [Apocalipsis cotidiano] puso de relieve esta semana lo que podría ser el cumplimiento de las profecías de Isaías. El video original fue publicado en YouTube hace unos meses. Ahora, con más de 750 000 visitas, la filmación del Río Zin “resucitando” en el pleno desierto del Negev (que literalmente significa “seco o árido”) sigue generando comentarios y sorpresa.

El sitio señala que este año ha sido importante para los estudiosos de la profecía, por causa de la aparición de las “lunas de sangre” y los descubrimientos arqueológicos, en particular los avances en la reconstrucción del Templo de Salomón.
Esta profecía tiene cerca de 2.500 años de antigüedad y el renacimiento de un río en los tiempos bíblicos que no fue abordado por los estudiosos. En Números 13:21, la región de Zin marcaba el límite del territorio de Israel. Aquí es donde los 12 espías fueron enviados por Moisés a reconocer la tierra de Canaán.
Algunos expertos creen que el río tiene que ver con la promesa de Isaías 35: 1, 6-7: “Se alegrarán el desierto y la soledad;…. porque aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad…. el lugar seco se convertirá en estanque, y el sequedal en manaderos de aguas…”. Recuerde también Isaías 41: 18-20, que dice: “En las alturas abriré ríos, y fuentes en medio de los valles; abriré en el desierto estanques de aguas, y manantiales de aguas en la tierra seca. Daré en el desierto cedros, acacias, arrayanes y olivos; pondré en la soledad cipreses, pinos y bojes juntamente, para que vean y conozcan, y adviertan y entiendan todos, que la mano de Jehová hace esto, y que el Santo de Israel lo creó”.
Su origen se encuentra en la región sur de Israel, cerca del cráter Ramón (a 85 km de Beersheba) y desemboca en el Mar Muerto. Se ejecuta a lo largo de un makhtesh (”cráter”), formación geológica típica de la región. Durante años estuvo seco, pero las fuertes lluvias en las montañas en 2014 lo trajeron de vuelta a la vida. Los estudiosos dicen que esto es inusual en la zona, que vive sequías prolongadas.
El video aficionado muestra al río que brota en el desierto de Negev y ya cuenta con más de 730.000 visitas desde que fue publicado en YouTube.