martes, 7 de abril de 2015

Altar del sacrificio del Tercer Templo de Jerusalén está listo

Los trabajos del Instituto del Templo en Jerusalén siguen avanzando. Ahora, informan que ya han reconstruido el altar del sacrificio o del holocausto. 
Este altar del holocausto servirá para el culto religioso en el Tercer Templo. Según anuncia la revista Matzav Haruach, han sido necesarios varios años para construir adecuadamente el altar.
Se trata de un componente fundamental del culto judío, en concreto para la ceremonia del sacrificio que explica la Torah, que iba acompañado de otro tipo de altares como el del incienso. 
El altar del sacrificio estaba situado en el patio exterior del Tabernáculo primero, y del Templo de Jerusalén luego, y se caracteriza por sus cuatro "cuernos" y una rampa. 
La reconstrucción del altar ha sido dirigida por el arquitecto y Rabino Shmuel Bálsamo quien ha seguido rigurosamente la Mishné Torá, conocida como el código de Maimónides. 
El altar tiene aproximadamente cinco metros de altura y 16 metros de ancho, con cuatro "cuernos", uno en cada esquina, y una rampa. 
Lo que hace el altar especial es que puede ser desmontado y vuelto a montar fácil y rápidamente, lo que le permite transportarlo desde su ubicación actual (en la sede del Instituto del Templo en Jerusalén) hasta su destino final que será el Tercer Templo, teóricamente en el Monte del Templo, cuando llegue el momento. 
El altar fue presentado el pasado mes de diciembre y algunos aseguran que podría usarse por primera vez en la próxima festividad judía de la Pesaj (Pascua). 
Se trata de una fecha crucial donde el sacrificio forma parte de la celebración. 
Eruditos judíos internacionales están maravillados no sólo por la noticia sino por el significado que esto conlleva. 
El Instituto del Templo ha sido el primer promotor de lo que se denomina "Movimiento del Templo" entre los judíos con el fin de lograr que se vuelva a establecer el Templo en Jerusalén su lugar original. 
Para ello el Instituto del Templo dirige un centro de exposición para los visitantes y un programa de formación que prepara a los miembros de la familia sacerdotal que desean estar listos para servir tan pronto como se reconstruya el templo. 
Desde hace años se han dedicado a preparar y rehacer toda la ropa y los utensilios que serán utilizados en el culto judío según está establecido en la Torah. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario