jueves, 14 de mayo de 2015

Vaticano se une al concierto de naciones que reconoce al Estado Palestino

El Vaticano se suma a los países que reconocen al Estado de Palestina, y así ha anunciado la próxima firma de un tratado bilateral que define a Palestina como Estado. 

Es un gesto político que plasma de forma oficial algo que el Vaticano ya tenía asumido: durante su visita del pasado mes de mayo a Israel, el papa Francisco siempre se refirió al “Estado palestino”, aun a sabiendas de que la expresión supone un desaire diplomático a Israel. 

El subsecretario vaticano para las Relaciones con los Estados, Antoine Camilleri, anunció la firma de un tratado bilateral que aboga por el reconocimiento de “dos Estados” —y, por tanto, de una Palestina independiente— para la solución del conflicto de Oriente Próximo. El anuncio del acuerdo, que se firmará en un “futuro próximo”, coincide además con la confirmación de que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, será recibido por Jorge Mario Bergoglio el próximo sábado, coincidiendo con la canonización de dos monjas nacidas en territorio palestino. 

Según explicó monseñor Camilleri a L’Osservatore Romano, el texto del acuerdo —que aún deberá recibir el visto bueno de ambas partes— apuesta por “el auspicio de una solución de la cuestión palestina y del conflicto entre israelíes en el ámbito de la solución de dos Estados”. Aunque el tratado también regulará “aspectos esenciales de la vida y la actividad de la Iglesia católica en Palestina”, el alto representante del Vaticano admite que la firma del acuerdo tendrá repercusiones en el ámbito político: “Aunque de modo indirecto, sería positivo que el acuerdo alcanzado pudiese de alguna manera ayudar a los palestinos a ver establecido y reconocido un Estado de Palestina independiente, soberano y democrático que viva en paz y seguridad con Israel y sus vecinos”. 

Y, mirando a Israel, añade: “El acuerdo podría servir para alentar de algún modo a la comunidad internacional, y en particular a las partes más directamente implicadas, a emprender una acción más decisiva para contribuir a alcanzar una paz duradera”. 

La noticia sobre la próxima firma del acuerdo con Palestina se produce tres días después de que el papa Francisco recibiera al presidente de Cuba, Raúl Castro, en el Vaticano, lo que demuestra de forma muy gráfica el papel diplomático que Jorge Mario Bergoglio ha asumido desde su llegada al Vaticano.

Señal Profética

La profecía bíblica señala que la solución de dos estados, será el inicio del "Juicio de DIos a las naciones". Israel será obligado a entregar territorio que ha recibido por heredad divina, lo que marcará el inicio del periodo conocido como "la gran tribulación". El rapto de la iglesia ha de suceder poco antes o poco después de la firma de este falso acuerdo de "paz y seguridad". ¡Oremos pues Cristo está a la puerta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario