martes, 14 de junio de 2016

Irán y Estado Islámico amenazan con aniquilar a Israel “pronto”. ¿Podrá esto ser cierto?


  • El comandante iraní dice que se produciría la destrucción de Israel “en menos de ocho minutos”
  • La Biblia establece respuestas  relacionadas con el escenario profético del fin de los tiempos
  • El regreso de Jesús es inminente


Acompáñenos en este reportaje de CMVida.cl:

Las Intenciones de Irán
El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, ha negado públicamente el holocausto, habla de “echar a los judíos al mar” y amenaza con “borrar del mapa a Israel”. Desde el dictador alemán, Adolf Hitler, el pueblo judío no había tenido un enemigo tan fiero y tan obsesionado con su exterminio. Es una amenaza para el mundo libre.
Ahmad Karimpour, uno de los principales consejeros de la Guardia Revolucionaria iraní, ha anunciado públicamente que el ejército de Irán tendría la capacidad de destruir a Israel “muy rápidamente” si así se desease. Para esto, bastará una orden del líder supremo, el ayatolá, Ali Jamenei, que dirige la guardia de élite, conocida como Fuerza al-Quds.
“Con nuestras habilidades y el equipo a nuestra disposición, arrasaremos el régimen sionista en menos de ocho minutos”, dijo Karimpour a la agencia de noticias Fars.
A principios de mayo, el gobierno de Irán probó con éxito un misil balístico de medio alcance que fácilmente podría llegar a Israel.
Con autonomía para viajar 2.000 kilómetros, la precisión del objetivo es de aproximadamente ocho metros. Para el general de brigada Ali Abdollahi, en términos militares, esto significa que la nueva arma tiene “error cero”.
A pesar del acuerdo nuclear firmado el año pasado con las potencias mundiales, Irán continúa probando misiles balísticos, con el argumento de que no viola la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.
A pesar de que este mismo tipo de amenaza se hizo antes, las imágenes de los misiles iraníes con las palabras escritas en ellos: “Israel debe ser borrado de la tierra” recientemente fue publicado.
La invasión por el Estado Islámico
Irán habla de ataques que han sido una constante, pero la comunidad internacional parece ignorar estas amenazas que ocurren al mismo tiempo que se dio a conocer un material producido por el Estado Islámico con las nuevas amenazas hacia Israel.
La semana pasada, el diario Jerusalem Post, publicó la traducción del boletín que circula tanto impreso como en Internet. En el texto, los líderes del grupo extremista musulmán “rechazan la orden internacional”, y anuncian que la guerra contra sus enemigos “hará con aquellos que Alá determinó en su yihad se sometan a las reglas del islam”.
Recuerdan también que el Sheik Abu Musab al-Zarqawi, les ha enseñado: “Aquellos que están luchando en Irak, están siempre con los ojos puestos en Jerusalén”.
El material afirma que el EI tiene todas las condiciones para atacar a Israel pronto, ya que están más cerca de las fronteras. Esta es una referencia a las montañas de los Altos del Golán, al norte de Israel, a una distancia de unos 15 km, donde hay campos de yihadistas.
También se mencionan de los combates en el Sinaí, en el sur de Israel, donde ya se hizo una ofensiva contra el estado judío.
El EI reclamó dos ataques de drones en contra de ellos, atribuidos a los “cruzados” aliados a los sionistas. Una referencia a los países que forman parte de la coalición internacional liderada por los EE.UU. Ellos terminaron afirmando que “con el permiso de Alá, ellos [judíos] estarán dominados, para que luego sean llevados al infierno”.

¿Qué dice la Biblia al respecto?
La actual República Islámica de Irán es una nación que históricamente fue conocida como Persia, y anteriormente como Elam. Pues bien, veamos qué nos relata la Palabra de Dios sobre la guerra venidera de Israel contra Elam o Irán:
Profecía sobre Elam (Jeremías 49:34-39).
34 Palabra de Jehová que vino al profeta Jeremías acerca de Elam, al comienzo del reinado de Sedequías, rey de Judá, diciendo:
35 “Así ha dicho Jehová de los ejércitos:
“Yo quiebro el arco de Elam,parte principal de su fortaleza.
desde los cuatro puntos del cielo,
y los aventaré a los cuatro vientos.
No habrá nación a donde no lleguen fugitivos de Elam.
y ante quienes buscan su vida.
Traeré sobre ellos mal y el ardor de mi ira,
dice Jehová,
y enviaré espada que los persiga hasta acabar con ellos.
y destruiré a su rey y a sus príncipes,
dice Jehová.
que yo haré volver a los cautivos de Elam,
dice Jehová”.

36 Traeré sobre Elam los cuatro vientos
37 Y haré que Elam se acobarde ante sus enemigos
38 Yo pondré mi trono en Elam,
39 Pero acontecerá en los últimos días,
El arco de Elam que Dios quiebra y que es “parte principal de su fortaleza” (versículo 35) quizás pudiera tratarse precisamente de su mayor arma: la potencia nuclear. En el versículo 36 dice Dios que enviará sobre Elam los cuatro vientos de los cuatro puntos del cielo. Esto parece indicar que un gran número de naciones procedentes del norte, sur, este y oeste invadirá la república islámica.
Superada por sus enemigos, la hoy desafiante Irán se acobardará (versículo 37) y como consecuencia de la guerra y la devastación una multitud de ciudadanos iraníes huirá del país (versículo 36). En el 38 nos dice que los líderes iraníes serán destruidos y que Dios pondrá su trono en Irán (quizás se permita nuevamente predicar el Evangelio de Cristo, actualmente prohibido en el totalitario Irán).
Finalmente, el versículo 39 parece hacer referencia a que los judíos residentes en Irán (que han vivido allí pacíficamente desde los tiempos de la reina Ester) retornarán a su patria Israel. Lo más estremecedor; el tiempo en que esto sucederá: ¡en los últimos días! 
¿Podrá esto ser cierto? Claro que sí! Es promesa firme de Dios y no dudes que ha de suceder, tal como se han cumplido tantas profecías bíblicas a lo largo de la historia humana. En contra de toda probabilidad, en contra de todo poder, en contra de toda diplomacia, en contra de toda amenaza.
Resulta soprendente lo sucedido con Damasco, capital de Siria, sobre quién también la Biblia refiere una dura profecía:
La destrucción de Damasco (Isaías 17:1). 
1 “He aquí que Damasco dejará de ser ciudad, y será montón de ruinas”.
Damasco es una de las ciudades más antiguas del mundo. Allí vivió el patriarca Abraham y allí se dirigía Saulo cuando el Mesías se le apareció. Y sobre esta ciudad, caracterizada por su enconada animadversión sobre Israel, la profecía es rotunda. Por largos años se esbozaron teorías sobre el cumplimiento de esta profecía, vale decir, su destrucción.
Damasco Actual
Se pensó en un ataque Israelí basado en el hecho de que Damasco actualmente es el lugar en donde uno de los grupos terroristas mas acérrimos contra Israel, Hezbolá, ubica sus arsenales militares.
Se pensó en una catástrofe natural que terminara por reducir esta ciudad a ruinas. 
Pero, fue una convulsión interna, una cruenta guerra civil entre facciones político-religiosas quien terminó en la actualidad por destruir esta ciudad y literalmente reducirla a ruinas.
"Como son más altos los cielos que la tierra, 
así son mis caminos más altos que vuestros caminos, 
y mis pensamientos más que vuestros pensamientos." Isaías 55.9

Una cosa es clara, Dios cumple su palabra.

¿Qué podemos concluir?
Sin duda la amenaza de Irán contra Israel es real hoy, mas no dudes de que Dios protege a su pueblo. Sus anhelos de destrucción jamás tendrán éxito. Incluso cuando la confederación de naciones se levanten contra Israel en Armagedón, Dios librará a los suyos, mediante la intervención de Cristo acompañado por quienes hemos creído en él.
El panorama actual debe despertarte como cristiano a creer que el tiempo del regreso de Jesús está cercano. Orar, acercarte a su palabra y tener intimidad con él. El escenario profético está listo. Oímos ya los pasos de nuestro amado. La Biblia, el libro más vendido de la historia, es el registro más exacto de las motivaciones y las alianzas del fin, y tu amor por Jesús será la marca distintiva que te hará ser testigo privilegiado, junto a los salvos, de la victoria final de Israel. 
Bienaventurado, quizás la próxima vez que nos veamos sea en ¡Las bodas del Cordero!

2 comentarios: