lunes, 14 de agosto de 2017

Palestina gasta más de 100 millones de dólares para financiar terrorismo contra Israel

ISRAEL.- La Autoridad Palestina ha aumentado recientemente su presupuesto destinado a pagar el “salario” de terroristas condenados y sus familias. El cambio se produjo, a pesar de la presión de Estados Unidos para acabar con la práctica.
El 21 de julio, el terrorista Omar al-Abed, de 19 años, entró en una casa de la comunidad de Halamish, en la Samaria judía y asesinó al anciano Yosef Salomon, de 70 años, y sus dos hijos adultos.
Los medios israelies publicaron fotos mostrando la brutalidad de la matanza.
“La casa de ellos estaba abierta, la puerta estaba desbloqueada, porque ellos estaban esperando que la gente de la comunidad fuese a celebrar con ellos el nacimiento del nuevo nieto y en pocos segundos ellos fueron asesinados en su propia casa“, dijo Miri Maoz Ovadia, de la comunidad Halamish, en declaraciones a la agencia cristiana ‘CBN News’.
Después de los asesinatos, un soldado que estaba de descanso y pasaba por el área oyó el ruido y logró alcanzar al terrorista a través de una ventana de la casa. Al-Abed se está recuperando en un hospital israelí, pero, de acuerdo con una política de larga data de la Autoridad Palestina, ahora comenzará a recibir un salario.
“Desde el viernes, día en que fue arrestado, él está cumpliendo una sentencia de cadena perpetua por asesinato y su salario puede llegar a 12.000 shekels (moneda local) – lo que equivale a unos 4.000 dólares – por mes”, dijo a la CBN News Itamar Marcus,Palestinian Media Watch.
Estados Unidos y la Unión Europea condenan esta práctica y presionaron al liderazgo palestino para que cancele el pago de salarios a terroristas, pero, según Marcus, la financiación de esta práctica sólo ha aumentado.
El presupuesto de la Autoridad Palestina para 2017 aumentó los fondos destinados a los prisioneros detenidos por terrorismo en un 13% y sus familias en un 4%. Este año, el financiamiento directo del terrorismo alcanzó los 355 millones de dólares.
“Es una bofetada en la cara de Estados Unidos, es una bofetada en la cara del comité de asuntos extranjeros que acaba de reunirse la semana pasada para decidir qué hacer al respecto”, explicó Marcus. “Y espero que el Senado y el pueblo americano, el Congreso y la administración actual actúen con firmeza contra esta práctica de recompensar al terror”.
El Senado de Estados Unidos está ahora considerando aprobar una ley conocida como ‘Taylor Force’– en homenaje a un ciudadano estadounidense que fue asesinado por un terrorista palestino -. La ley cancelará las donaciones estadounidenses si la Autoridad Palestina sigue financiando el terrorismo.
“Vamos a mantener esas donaciones bajo una condición”, dijo el senador cristiano Lindsey Graham. “El Secretario de Estado debe cerciorarse de que el gobierno palestino está cambiando su comportamiento. Si eso no se demuestra, vamos a cancelar las donaciones”.
Marcus dijo que la Autoridad Palestina legitima esos pagos. “La gente no entiende por qué y voy a explicar por qué es tan importante. La Autoridad Palestina afirma a su pueblo que ellos tienen literalmente el derecho de matar a israelíes – civiles, mujeres e incluso bebés israelíes – y ellos afirman que una decisión de la ONU de la década de 1970, decretó que los palestinos tienen el derecho de usar todos los medios para garantizar sus derechos. En su interpretación, eso significa que tienen el derecho de matar civiles “, continuó. “Esta es la forma en que la Autoridad Palestina interpreta esto, y lo han dicho varias veces en los últimos meses”.
Marcus argumenta que la aprobación de la ley ‘Taylor Force’ servirácomo una declaración poderosa y un aviso a la Autoridad Palestina de que los Estados Unidos de verdad rechazan ese tipo de práctica.

Líderes islamistas piden que musulmanes se unan para “tomar” Jerusalén

ISRAEL.- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, pidió ayer martes a los musulmanes de todo el mundo que “visiten” y “protejan” a Jerusalén del control de Israel. En medio de los conflictos de los últimos días, el gobierno israelí cedió a las presiones y retiró los detectores de metal de la entrada del Monte del Templo, lo que fue visto como una señal de debilidad.
Erdogan convocó a los fieles islámicos a ir a Jerusalén y visitar la mezquita de Al Aqsa, que está en lo alto del Monte, siendo el tercer lugar más sagrado del Islam.
“Bajo el pretexto de luchar contra el terrorismo, se trata de un intento de robar la mezquita Al-Aqsa de los musulmanes”, afirmó el líder turco.
“Israel tomó un camino peligroso. Al ocupar la mezquita de Al Aqsa, Israel sobrepasó los límites”, afirmó Erdogan, añadiendo que Turquía reconoce tanto a Palestina como a la nación, cuya capital es Jerusalén oriental, pero que Israel tiene su capital en Tel Aviv.
Insistió además que “cuanto más defendemos a Al-Aqsa, más feroz será la resistencia. Si los soldados israelíes están ensuciando a Al-Aqsa con sus botas, es porque no podemos defenderla decentemente.
Defendamos Palestina así como defendemos La Meca y Medina”.
Para el presidente turco, los problemas de “Palestina” comenzaron con la caída del Imperio Turco Otomano, que dominó Jerusalén entre 1517 y 1917.
Reacción de Israel
El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Emmanuel Nahshon, respondió a Erdogan, diciendo que el discurso del presidente turco era “delirante” y “distorsionado”. “Los días del Imperio Otomano acabaron”, continuó Nahshon. “La capital del pueblo judío era, es y siempre será Jerusalén. A diferencia del dominio pasado, en esta ciudad el gobierno está comprometido con su seguridad, libertad, libertad de culto y respeto a los derechos de todas las minorías”.
La provocación de Erdogan fue interpretada por expertos como parte de una batalla entre líderes musulmanes por la influencia en Jerusalén y el Monte del Templo. Ha venido haciendo este tipo de amenaza de invasión repetidas veces en los últimos años.
Otras amenazas
En esos días, los accesos de la Ciudad Vieja de Jerusalén fueron tomados por palestinos, que acusan a Israel de intentar expandir su control sobre su lugar sagrado. En señal de protesta, además de las oraciones en las calles, muchos islámicos entraron en confrontación con la policía, lanzando piedras y cócteles molotov.
Ikrema Sabri, líder del Comité Supremo Islámico de Jerusalén, afirmó que la situación aún está lejos de resolverse, reiterando que los musulmanes deben tener el acceso garantizado a la Explanada de las Mezquitas y no deben ceder a las exigencias israelíes.
El hijo del difunto rey de Arabia Saudita, Fahd Bin Abdulaziz, utilizó las redes sociales para criticar a Israel y convocar a los musulmanes para que se solidaricen con la situación. Él escribió: “Todo musulmán está obligado a apoyar a nuestros hermanos en Palestina y la Mezquita Sagrada de Al Aqsa, cada uno de la manera como puede. La nación de Mahoma, demuéstrales quién eres. El olvido de Al-Aqsa sería una desgracia y Alá nos responsabilizará”.
En otro mensaje, llamó: “Oh nación de Mahoma y Alá, la tercera mezquita es prisionera de la ocupación criminal. Vamos a luchar, queremos ser victoriosos y salvarla”. Uno de los discursos más incisivos fue del sheik Yusuf al-Qaradawi, uno de los principales líderes del segmento suní del islam y uno de los más influyentes líderes del grupo político-religioso Hermandad Islámica, presente en muchos países. Nacido en Qatar, es presidente de la Unión Mundial de Sabios Islámicos.
“Hay que decir claramente que esta es una campaña islámica, ya que Al-Quds [nombre islámico para Jerusalén] no es sólo una cuestión palestina o árabe. Al-Quds es el interés de toda nación islámica desde el oeste hasta el este”, escribió Qaradawi, que tiene vínculos con Hamas, principal grupo palestino opositor de Israel.