martes, 27 de febrero de 2018

La Iglesia del Santo Sepulcro cierra las puertas en protesta contra el gobierno de Israel

Los líderes cristianos de Jerusalén cerraron la iglesia del Santo Sepulcro por un tiempo indeterminado en medio de una disputa de impuestos y de derechos de propiedad con Israel.
El templo, ubicado en la ciudad vieja de Jerusalén, es el lugar más sagrado del cristianismo, pues según la tradición allí fue enterrado Jesucristo antes de resucitar. Además, atrae a muchos turistas.
En un comunicado conjunto, los líderes de la Iglesia Ortodoxa de Grecia, la Católica Romana y la Armenia denunciaron una “campaña sistemática contra las iglesias y comunidades cristianas en Tierra Santa”.
Protestan contra un borrador de ley israelí que permitiría al Estado expropiar terrenos que la Iglesia vendió a inversores privados desde 2010. Según el diario Haaretz, el borrador todavía tiene que ser votado en el Parlamento.Los líderes cristianos afirman que se trata de una “ley discriminatoria y racista”. Además, acusan a la administración municipal de Jerusalén de haber impuesto “amonestaciones escandalosas” y ordenado la confiscación de propiedades de la Iglesia, inmuebles y cuentas bancarias por supuesto impago de impuestos.
La ley fue impulsada por la diputada Rachel Asaria, del partido de centro Kulanu. Asaria alega que sólo afecta a terrenos ya vendidos a inversores privados y que nunca se tocarán terrenos que sigan siendo propiedad de la Iglesia. Su objetivo es proteger las viviendas de cientos de personas que habitan en terrenos que la Iglesia vendió demasiado baratos a constructores privados.
Con el cierre del Santo Sepulcro, las Iglesias también protestan contra el pago de impuestos locales de Jerusalén, que en su opinión infringen el status quo y son un “intento de debilitar la presencia cristiana en Jerusalén”.
Sin embargo, el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, asegura que la ley es igual para cristianos, musulmanes y judíos. Al igual que todas las iglesias, sinagogas y mezquitas, también la iglesia del Santo Sepulcro sigue estando exenta de pagar impuestos locales. “En ese sentido no hay ningún cambio”, apuntó.
En cambio, los edificios comerciales que son propiedad de la Iglesia, como hoteles u oficinas, deben pagar esos impuestos. Según Barkat, los inmuebles de ese tipo propiedad de la Iglesia tienen deudas que ascienden a unos 186 millones de dólares. Por eso se congelaron las cuentas eclesiales.

Nueva Embajada de EE. UU. En Jerusalén abrirá en mayo de 2018 para celebrar el 70 ° aniversario de Israel

La nueva Embajada de EE. UU. En Jerusalén abrirá mucho antes de lo que algunos habían predicho.
La administración de Trump está trabajando para hacer el cambio en mayo de 2018 en celebración del 70 aniversario de Israel .
Hablando en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) el viernes, el presidente Trump dijo: “Reconocimos oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel”.
El Departamento de Estado notificó al Congreso el viernes que la embajada de Jerusalén abrirá en mayo. Se abrirá en una ubicación temporal mientras el gobierno de EE. UU. Trabaja en una instalación a largo plazo.
El Congreso fue informado de la medida luego de que el Secretario de Estado, Rex Tillerson, firmara un plan de seguridad para la nueva embajada.
Se está planeando un corte de cinta para mediados de mayo para marcar el restablecimiento de Israel como país hace 70 años el 14 de mayo de 1948.
Inicialmente, la nueva embajada de los Estados Unidos consistirá en unas pocas oficinas dentro de una instalación consular estadounidense existente en el vecindario de Arnona en Jerusalén. Esa instalación se expandirá un poco desde su estado actual.
El proyecto para construir una embajada completa en Jerusalén tomará varios años y podría costar $ 500 millones de dólares.
La administración de Trump está considerando la legalidad de una oferta del mega-donante republicano Sheldon Adelson para pagar al menos parte de la nueva embajada de Estados Unidos.
Bajo un escenario, la administración también podría solicitar contribuciones de donantes individuales en las comunidades evangélicas y judías estadounidenses. Pero no está claro si los abogados del gobierno lo permitirán.
El presidente Trump anunció en diciembre que trasladaría la embajada de EE. UU. En Israel desde Tel Aviv a Jerusalén en reconocimiento de que Jerusalén es la verdadera capital de Israel.
Él ha cumplido su promesa a pesar de enfrentar una reacción violenta por parte de la Autoridad Palestina y sus partidarios.
“Prometí mirar los desafíos del mundo con nuevos ojos”, dijo Trump el año pasado.
“No podemos resolver nuestros problemas haciendo las mismas suposiciones fallidas y repitiendo las mismas estrategias fallidas del pasado”, explicó.