jueves, 5 de abril de 2018

Enfrentamiento en la frontera de Israel con Gaza dejó 15 muertos y más de mil heridos

Un enfrentamiento en la frontera de Israel con Gaza resultó en 15 muertos y más de mil heridos el pasado viernes (30). El conflicto se produjo en el primer día de seis semanas de protestas contra la ocupación israelí en el territorio, llamada “Marcha del Retorno”.
Con el apoyo de los grupos de derechos humanos, los palestinos alegan que fueron recibidos con fuerza desproporcionada por los soldados israelíes. Israel informa que actuó cuidadosamente para proteger a las comunidades de la región e impedir la violación de sus fronteras.
El episodio provocó agitación en la comunidad internacional. Las Naciones Unidas y la Unión Europea pidieron una investigación independiente y transparente sobre el caso. El ministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, descartó la realización de una investigación, pues los militares israelíes “hicieron lo que tenía que hacerse”.
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, describió la acción israelí como “un ataque inhumano”. En respuesta, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo en Twitter que “el ejército más moral del mundo no será enseñado sobre moralidad por alguien que por años ha bombardeado indiscriminadamente a la población civil”, refiriéndose a la ofensiva turca contra los kurdos en Siria. Erdogan llamó al líder israelí de “terrorista”.
La protesta del viernes fue apoyada por Hamas, grupo islamista palestino que controla la franja de Gaza. Los organizadores de las manifestaciones dijeron que pretenden aumentar la concientización internacional sobre el bloqueo impuesto por Israel y Egipto y exigir el retorno de los palestinos a la región que fue conquistada por Israel en 1948.
Según las Fuerzas de Defensa de Israel, al menos 10 de los muertos eran miembros de grupos terroristas palestinos, incluido Hamás. En la noche del sábado (31), Hamas reconoció que cinco de los muertos eran sus pistoleros.
“El viernes pasado, paramos frente a la frontera. La próxima vez, no sé dónde está el límite “, dijo en un tono amenazante el líder del grupo, Ismail Haniyeh, el domingo (1).
Las autoridades de salud de Gaza dijeron que otros 800 manifestantes fueron heridos por tiros. Sin embargo, esa declaración fue vista como “absurda” por el general Ronen Manelis, portavoz del Ejército israelí, aclarando que los heridos fueron golpeados por balas de caucho y gases lacrimógenos.
Manelis informó que sus tropas dispararon con precisión y que había informaciones de que Hamas estaba planeando ataques bajo la cobertura de las protestas. Él dijo que el principio era “no permitir el sabotaje de la infraestructura militar y no permitir ninguna invasión masiva a través de las cercas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario