Sus deportes

En Israel se practican habitualmente diversos deportes: desde la natación, fútbol, baloncesto y tenis, hasta la gimnasia, hockey, rugby, yudo, ajedrez, atletismo, voleibol y balonmano.

Aunque el fútbol y el baloncesto son los deportes más populares, Israel ha obtenido éxitos también en otros deportes, como balonmano y atletismo.

Con 50.000 buzos licenciados, Israel tiene la más alta tasa mundial de buzos per cápita. Un incentivo para el buceo lo brinda la fascinante vida marina tropical en el Mar Rojo. Otros populares deportes acuáticos incluyen windsurf, esquí acuático y navegación, así como deportes de playa como el voleibol de playa y las "raquetas", un juego desarrollado localmente que es una especie de "ping pong de playa".

A pesar de estar situado geográficamente en Asia, Israel participa en competiciones internacionales deportivas asociado siempre a federaciones (UEFA, EHF) o competiciones europeas (Eurobasket). Probablemente el club israelí más conocido internacionalmente es el Maccabi Tel Aviv, que ha obtenido cinco títulos europeos de baloncesto (incluyendo dos euroligas en 2004 y 2005). Esto es debido al rechazo de los países árabes, junto a algunos africanos y asiáticos, a participar con Israel en eventos deportivos. La FIFA, desde el mundial de 1970, decidió incluir a Israel en la UEFA para evitar que los países árabes se retiraran en masa.

Beersheba se ha convertido en un centro nacional de ajedrez y hogar de muchos campeones de ajedrez de la antigua Unión Soviética. La ciudad acogió el equipo Campeón del Mundo de ajedrez en 2005, y en la ciudad se enseña ajedrez en los jardines de infancia. Dos años después, en 2007, un israelí obtuvo el segundo lugar en el Campeonato Mundial de Ajedrez.

Hasta la fecha, Israel ha ganado seis medallas olímpicas desde su primera victoria en 1992, incluyendo una medalla de oro en windsurf en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.